TENSIÓN EN EL CLÁSICO

El pique entre Reguilón, Leo Messi y Luis Suárez que no se vio en el Clásico

Luis Suárez acabó burlándose de Reguilón por llorar en el primer Clásico
04/03/2019

La rivalidad entre FC Barcelona y Real Madrid escribió la pasada semana dos nuevos capítulos en los que el equipo azulgrana salió triunfador. Ambos Clásicos tuvieron goles y emoción, pero también tensión entre los protagonistas

El pasado sábado, el FC Barcelona consiguió derrotar al Real Madrid por segunda vez en cuatro días en el Santiago Bernabéu. Si en el partido de Copa del Rey la efectividad salvó al conjunto de Ernesto Valverde, en el de LaLiga los azulgranas aprendieron de sus errores y dominaron el partido, imponiéndose de forma más que justa.

Sin embargo, el partido de vuelta no estuvo falto de polémica y, instantes antes del pitido final, varios jugadores se enzarzaron en una bronca que implicó al madridista Sergio Reguilón y al azulgrana Luis Suárez. Ambos tuvieron sus más y sus menos durante el partido y, en el tramo final, estalló la guerra dialéctica entre ambos.

Las cámaras de Movistar Plus mostraron el pique durante en 'El Partidazo de Vamos', en el que se pudo ver al madridista diciéndole frases al uruguayo como "tú sí que eres feo", aunque no se pudo captar si el delantero culé le había dicho algo antes. Leo Messi, que andaba por ahí, también se llevó su parte. "¿Qué te pica a ti, pulga?", le dijo el lateral merengue al argentino, durante la tangana.

Otra de las imágenes que se hizo viral fue la del propio Luis Suárez haciendo gestos de llorera a Reguilón, algo que se puede interpretar como una burla, ya que el madridista había acabado el Clásico de Copa del Rey llorando después de la eliminación. Ambos partidos fueron limpios, pero la rivalidad acabó estallando.

Victoria moral del Barcelona

Un gol de Ivan Rakitic en el primer tiempo fue suficiente para que los azulgranas se llevasen los tres puntos y dejasen a los blancos prácticamente descartados de LaLiga a 12 puntos del liderato faltando 12 jornadas. El centrocampista croata se inventó una gran vaselina para superar a Thibaut Courtois y decantar la balanza.

Al final, victoria de los pupilos de Ernesto Valverde, que tuvieron suficiente con el gol del croata y una más que solvente actuación de Gerard Piqué y Clément Lenglet para frenar los tímidos ataques madridistas. Un Barça correcto desconectó a los blancos y se llevó un valiosísimo botín del Santiago Bernabéu.