EL BARÇA CONTROLA AL DANÉS

Rafinha Alcántara podría ser un as en la manga en el fichaje de Christian Eriksen

Rafinha Alcántara en un partido del Inter de Milán
12/06/2018

El fichaje de Christian Eriksen es una misión muy complicada para el Barça, aunque sus intereses cruzados con el Tottenham podrían suponer un avance. Los catalanes darían facilidades a los ingleses por Rafinha Alcántara con el objetivo de acercarse al danés

Eric Abidal y Ramón Planes acaban de aterrizar en el organigrama del FC Barcelona, pero los desafíos que tienen por delante son mucho mayores que un simple trabajo recién estrenado. El conjunto catalán tiene muchos deberes pendientes en los próximos meses, y uno de los más importantes es su cita con el mercado de fichajes.

Los azulgrana deben actuar con tanta velocidad como acierto en el capítulo de altas y bajas, con varios objetivos que deben cumplirse a corto plazo pero también varios movimientos estratégicos de cara al futuro. Uno de ellos podría tener que ver con las ventas, y encajaría con las necesidades de recaudar con los descartes del primer equipo.

Dadas las dificultades que está poniendo el Inter de Milán para el traspaso de Rafinha Alcántara, en la Ciudad Condal ya han dado voz al resto de pretendientes, contando que los italianos no quieren alcanzar los 35 millones de euros en los que se ha tasado su marcha. Los culés no están por la labor de aceptar rebajas, y recientemente se ha convertido en noticia el interés del Tottenham.

Según el diario 'Sport', en el Camp Nou ya se plantean dar prioridad a las ofertas que lleguen desde Londres, con el objetivo de acercarse a la incorporación de Christian Eriksen. El danés es una opción muy complicada debido al blindaje que preparan los 'spurs', pero entrar en negociaciones con ellos podría tender algún puente y dar paso a más conversaciones.

Si Eriksen renueva, podría cerrarse la puerta del Barça

En el Tottenham lo tienen claro, la clave para convertir su proyecto en ganador es atar a todas las estrellas que lo están elevando, y después de cerrar la continuidad de Mauricio Pochettino, los jugadores están siguiendo al técnico. Harry Kane fue el primero de los cracks en dar el 'sí', y Dele Alli y el propio Eriksen podrían seguirle.

En el Barça son conscientes de que el centrocampista de Middelfart es una aspiración más que complicada, pero también asumen que si no es en esta ocasión, sus caminos podrían no volver a juntarse. Los flirteos han sido constantes a lo largo de los últimos años, pero si no hay avances y el ex del Ajax renueva, su salida sería prácticamente imposible. En los próximos meses se definirán los planes, y para unos y otros será cuestión de ahora o nunca.