RAMOS APUESTA POR LA UNIDAD

La reacción de Sergio Ramos tras el despido de Julen Lopetegui

Julen Lopetegui, Luis Rubiales y Sergio Ramos en su llegada a Krasnodar
13/06/2018

Este miércoles ha sido muy movido en la selección española con la destitución de Julen Lopetegui por su fichaje por el Real Madrid. Uno de los primeros en reaccionar ha sido Sergio Ramos, que aunque sería contrario a la decisión ha pedido unidad

El miércoles 13 de junio de 2018 pasará a la historia de la selección española por el lío que se ha formado con su entrenador, que ha sido despedido justo antes del Mundial por negociar con el Real Madrid a espaldas de la Federación. Julen Lopetegui no seguirá al frente de la 'roja', y las reacciones al respecto no se han hecho esperar.

La actuación de Luis Rubiales, alabada por unos y criticada por otros, ha sido tajante: El nuevo presidente de la Real Federación Española de Fútbol ha despedido al guipuzcoano, poniendo en su lugar a Fernando HierroEl malagueño abandonará temporalmente la dirección deportiva, y aunque no tiene mucha experiencia en los banquillos, sí guarda buena relación con los futbolistas.

Precisamente uno de ellos, el capitán Sergio Ramos, ha sido de los primeros en pronunciarse al respecto, con un breve mensaje en las redes sociales acompañado por el escudo de España. El central sevillano ha querido relajar la tensión en el ambiente, con un mensaje de unidad y compromiso que refuerza la postura del vestuario.

"Somos la Selección, representamos un escudo, unos colores, una aficion, un país. La responsabilidad y el compromiso son con vosotros y por vosotros. Ayer, hoy y mañana, juntos: #VamosEspaña", ha compartido el del Real Madrid, al que muchos señalan en contra de la decisión aunque ha preferido mirar por el bien del grupo.

El vestuario, dividido por la actuación de Lopetegui

Otro de los focos importantes de discusión ha sido el mismo vestuario, ya que está claro que con este revuelo los jugadores son los que más pierden. Durante toda la mañana ha habido versiones cruzadas, unas que apuntaban a que se habrían plantado para defender la continuidad de Lopetegui y otras a su decepción con el preparador de Asteasu.

Entre el bando de los que consideraban mal momento para tomar medidas estaría el propio Sergio Ramos, cuya discusión con Rubiales ha demorado la rueda de prensa en la que se ha anunciado la destitución. Finalmente, y como ha aclarado el dirigente, el equipo ha entendido su postura, y han admitido un cambio por un daño que parecía irreparable. Ahora sólo queda comprobar si habrá consecuencias sobre el césped.