EN SU ADIÓS A LA COPA DEL REY Y LALIGA

El Real Madrid se atasca de nuevo: 335 minutos sin marcar un gol de jugada

Gerard Piqué celebra un gol del FC Barcelona
04/03/2019

La falta de gol ha sido un problema habitual del Real Madrid en la campaña 2018-19, y le ha bajado de la lucha por los títulos en un momento caliente del curso. Los blancos se han atascado de nuevo y acumulan 335 minutos sin marcar un tanto de jugada

Se puede jugar mejor o peor, pero como suele decirse, el fútbol son goles y en el Real Madrid escasea dolorosamente la pólvora. En el Santiago Bernabéu siguen sin superar la sonada marcha de Cristiano Ronaldo el pasado verano, y están pagando muy caro un desconsuelo que les ha bajado en los últimos días de la lucha por los títulos.

La oportunidad de engancharse a la Copa del Rey y LaLiga ha acabado en revés, porque en la capital ya no optarán a dos de los grandes trofeos del curso. Se quedaron sin Supercopa de Europa nada más estrenar la temporada, ya han sido eliminados del torneo del 'KO' y en el campeonato de la regularidad el futuro también pinta negro, porque los 12 puntos de ventaja de un FC Barcelona líder suponen una losa difícil de levantar.

Entre los grandes culpables del pobre rendimiento de los blancos está su incapacidad anotadora, que ha sido un lastre a lo largo de la campaña y sigue siendo un asunto por resolver. Karim Benzema se multiplica para liderar el frente de ataque pero no da abasto, y compañeros como Gareth Bale, Vinicius Jr, Marco Asensio, Isco o Mariano, que deberían respaldarle, no están dando la talla, al menos en lo que a esta parcela estadística corresponde.

Sólo hay que observar los datos recientes para entender la crisis 'merengue', y es que entre otras cuestiones, el equipo lleva 335 minutos sin marcar de jugada. Haga lo que haga, el esférico no quiere entrar si no es a balón parado, ya que tras el tanto de Casemiro de cabeza al Girona (1-2 en el Bernabéu), los hombres de Santiago Solari no han vuelto a festejar una diana de estas características.

Ganó contra el Levante con dos discutidas dianas de penalti, y en dos Clásicos no logró siquiera 'mojar'. El coliseo madridista se está convirtiendo en una cancha demasiado accesible, y eso es debido, sobre todo, a que vuelan las ocasiones para ambos conjuntos y los que las suelen convertir son los equipos visitantes. No hay instinto matador en el vestuario.

El Real Madrid pide un delantero a gritos

Esta crisis goleadora del Real Madrid sólo tiene una solución posible, que pasa por una apuesta importante en el mercado de fichajes. Florentino Pérez se pondrá las pilas porque está quedando señalado, ya que con Álvaro Morata brillando en el Atlético, muchos le acusan de traer alternativas demasiado pobres como Mariano tras dejar escapar a una estrella mundial como Cristiano. Los líos se acumulan en la entidad madridista.