FLORENTINO YA TENDRÍA UNA ESTRATEGIA

El Real Madrid quiere reforzarse en el verano 2019 con un doble golpe al Barça

Florentino Pérez en un acto del Real Madrid
10/10/2018

La rivalidad entre FC Barcelona y Real Madrid va mucho más allá de los terrenos de juego, y es habitual que se extienda al mercado de fichajes. Florentino Pérez habría puesto en marcha un plan para el verano 2019 que podría suponer dos golpes para los azulgrana

Hace ya varias semanas que el Clásico del próximo 28 de octubre empezó a tomar importancia, y más con un bajón que está afectando tanto a FC Barcelona como a Real Madrid. El enfrentamiento en el Camp Nou es una fecha señalada en el calendario, pero la rivalidad se juega mucho más allá del césped. También en el mercado de fichajes.

Mientras los culés buscan refuerzos a largo plazo a la vez que tratan de lanzar su proyecto, los 'merengues' empiezan a tener urgencias, porque los resultados no están acompañando y la planificación se ha puesto en duda. La capacidad de Julen Lopetegui de sacar rendimiento a la plantilla está en entredicho y además se sigue llorando a Zinedine Zidane y a Cristiano Ronaldo, lo que ha vuelto a poner la mirada sobre los posibles nuevos 'galácticos'.

Según 'El Partidazo' de la 'Cadena COPE', los blancos no tienen como prioridad a Eden Hazard pese a su ofrecimiento, sino que apostarían por la dupla Neymar-Christian Eriksen. Desde hace algunos cursos, no ha habido grandes inversiones en el Santiago Bernabéu, lo que hace pensar que estarían en disposición de abordar dos operaciones que superarían los 300 millones de euros.

Florentino Pérez considera que así podría volver a ilusionar a los suyos y dar un doble golpe a los azulgrana, que verían como un ex y uno de sus mayores objetivos pasan a ser estrellas en la capital. El delantero es un viejo deseo de un presidente que le ve como el líder que puede tomar el relevo de Cristiano, y el centrocampista se ha consolidado a nivel internacional y podría actuar en cualquier puesto de la medular.

Antes de cantar victoria, eso sí, deberá concretar sus incorporaciones con dos clubes que no van a dar facilidades, y es que tanto Nasser Al-Khelaïfi como Daniel Levy han cerrado las puertas a sus cracks. El PSG reclama más de 300 'kilos' para plantearse la salida del brasileño, y el Tottenham, de momento más preocupado por la lesión del danés, coloca su precio por encima de los 200.

El Barça mantiene su apuesta por los jóvenes

El Barça, a su vez, ha optado por una estrategia algo distinta para no hipotecarse a nivel económico, ya que no quiere dejarse llevar por la inflación que domina el mercado internacional. Los catalanes siguen mirando hacia abajo, y además de la Masia buscan fichajes entre las jóvenes promesas del planeta. Durante este parón de selecciones hay una expedición azulgrana realizando informes en Brasil, como parte del plan para atar a los futuros referentes mundiales en cuanto empiezan a destacar.