ENFRENTAMIENTO DE LOCOS EN VALLADOLID

El Valladolid, el VAR y Benzema salvan al Madrid en el José Zorrilla (1-4)

Karim Benzema celebra un gol con el Real Madrid
10/03/2019

Los partidos del Real Madrid en la campaña 2018-19 se han convertido en un carrusel de emociones, y el duelo contra el Real Valladolid no fue una excepción. Los errores de los pucelanos, el VAR y Karim Benzema salvaron a los blancos en el José Zorrilla

A la temporada 2018-19 le quedan unos meses por delante, y el Real Madrid intenta usarlos para no hundirse en la miseria. Los blancos se han quedado fuera de la lucha por los títulos en el mes de marzo, e intentan empezar una remontada sobre el césped mientras buscan soluciones a una crisis deportiva e institucional.

El carrusel de emociones que ha vivido el conjunto 'merengue' a lo largo del curso se repitió en el José Zorrilla, donde se completó un partido de locos. Para el aficionado neutral, el compromiso fue todo un espectáculo, pero para vallisoletanos y madrileños fue una película de miedo con demasiados y muy peligrosos giros de guion. En más de un momento era difícil comprender qué estaba pasando.

En un encuentro abierto en los minutos iniciales golpearon primero los de casa, con un penalti de Álvaro Odriozola sobre Óscar Plano. Gil Manzano consideró que había infracción clara del lateral y decretó los once metros, desde donde Rubén Alcaraz dio el primer disgusto a los suyos. El centrocampista envió su lanzamiento a las nubes, en una de esas ocasiones que no se deben perdonar.

A los blanquivioletas les costó estrenar el marcador, y tuvieron que marcar tres goles para conseguir subir el primero al electrónico. A Sergi Guardiola le anularon dos tantos por fuera de juego, primero porque Keko Gontán estaba en fuera de juego antes de lanzarle un pase -revisado por el VAR- y después por un centro lateral que el punta remató en posición antirreglamentaria -invalidado por un juez de línea-.

Al borde de la media hora de juego por fin marcó legalmente Anuar, en una acción en la que un balón al corazón del área no lo sacó la frágil defensa madridista, Guardiola se tiró con fe y logró asistir a su compañero, que apenas tuvo que empujarla. Por suerte para los de Santiago Solari, el primer arreón tuvo recompensa, porque una salida en falso de Jordi Masip tras un córner dejó un balón muerto para que Raphaël Varane anotara sin apenas esfuerzo.

Benzema rescata al Real Madrid antes de otro final de locos

El intercambio de golpes se mantuvo hasta el descanso, y lo hizo también en la reanudación. Tras el paso por vestuarios, eso sí, cambió el panorama, porque esta vez una pena máxima de Óscar Plano a Odriozola iba a encarrilar el triunfo visitante. Quien perdona lo acaba pagando, y así se lo hizo saber Karim Benzema a Alcaraz tras engañar al cancerbero en su golpeo desde el punto fatídico.

Iban pasando los minutos y la brecha aún era escasa, lo que dejaba espacio para otra sorpresa en un encuentro que no estaba, ni mucho menos, sellado. Marco Asensio a la media vuelta obligó a lucirse a Masip, que ya no pudo detener otra aparición salvadora del galo. Un saque de esquina profundo hizo mucho daño al Valladolid, que no marcó al '9' y se encontró con un doloroso 1-3.

Parecía que el enfrentamiento podía acabarse ahí, pero a la función todavía le quedaba salsa. Pese a que Thibaut Courtois no tenía demasiado trabajo, Sergi Guardiola envió un tiro al palo, justo antes de que Casemiro viera su segunda amarilla por obstruir un lanzamiento de falta. Cuando parecía que con un hombre menos podía sufrir el Madrid, Benzema ordenó una contra, marcó los tiempos y regaló un buen pase a Luka Modric, que con un rebote afortunado se plantó ante el portero y resolvió con el cuarto.