MESSI NO ENTRÓ EN EL ONCE

Revolucionario once del Barça ante el Mamelodi Sundowns

Ernesto Valverde, durante un partido con el FC Barcelona
16/05/2018

El entrenador del FC Barcelona, Ernesto Valverde, no dejó indiferente a nadie con la alineación que escogió este miércoles para la disputa del partido amistoso en Sudáfrica contra el Mamelodi Sundowns. Una vez más, Lionel Messi no entró en el once

Al tratarse de un partido amistoso, el FC Barcelona se tomó el choque contra el Mamelodi Sundowns como un encuentro para probar esquemas de juego y tácticas nuevas, y vaya si lo hizo. Y es que el técnico del Barça, Ernesto Valverde, colocó sobre el césped sudafricano una alineación plagada de suplentes habituales, aunque con la presencia de algunas estrellas.

Y lo hizo dejando de nuevo sin jugar a Leo Messi, que parece que sí debe tener algún tipo de problema físico, dado que ya se ausentó del último entrenamiento y también de la convocatoria del último duelo liguero frente al Levante en el Ciutat de València.

Sin el '10' al frente del equipo, en cualquier caso, Valverde elaboró un once muy ofensivo y con calidad de sobra para lograr la victoria, con veteranos como Andrés Iniesta y Luis Suárez tomando galones y recién llegados como Ousmane Dembélé y Yerry Mina con muchas ganas de gustar.

El XI del Barça ante el Mamelodi Sundowns

XI del FC Barcelona: Ter Stegen; Semedo, Yerry Mina, Busquets, Digne; Rakitic, Denis, Iniesta, Aleñá; Dembélé y Suárez.

Banquillo del Barça: Cillessen, Piqué, Messi, Coutinho, Paulinho, Alcácer, Alba, Roberto, André Gomes, Vidal, R. De Galarreta (40) y J. Cuenca (41).

La alineación del FC Barcelona llegó con muchas novedades, con Valverde apostando por Ter Stegen en la portería. El alemán volvió a ser titular tras la goleada encajada contra el Levante, con Yerry Mina y Busquets -se supone- liderando la zaga. A sus lados, Nélson Semedo y Lucas Digne, y por delante, Rakitic, Denis, Aleñá y Andrés Iniesta, con Dembélé y Suárez más adelantados.

Una alineación, en definitiva, en la que volvió a sorprender el hecho de que Leo Messi se quedase en el banquillo, a pesar de que también sucedió lo mismo con otros pesos pesados como Gerard Piqué, Coutinho, Jordi Alba o Sergi Roberto. Jugase quien jugase, en cualquier caso, el objetivo seguía siendo el mismo de siempre: ganar.