ANOTARON BEN YEDDER Y GRIEZMANN

Sevilla y Atlético de Madrid empatan en un duelo que decidieron Vaclik y Oblak (1-1)

Roque Mesa, Griezmann y Banega en una acción del Sevilla-Atlético
07/01/2019

Sevilla y Atlético de Madrid se encontraban en el Sánchez Pizjuán en una batalla por el segundo puesto de LaLiga, y tuvieron que dejarla en tablas por obra y gracia de Tomás Vaclik y Jan Oblak. En una exhibición de los dos porteros, sólo Ben Yedder y Griezmann lograron anotar

Sevilla y Atlético de Madrid empezaron la Jornada 18 de LaLiga con batalla por el segundo puesto y la vista puesta en el liderato, aunque dejaron su lucha en tablas porque así lo quisieron sus porteros. En el Ramón Sánchez Pizjuán hubo juego, intensidad y un reguero creciente de ocasiones en el tramo final de ambas partes, pero se impusieron Tomás Vaclik y Jan Oblak y solamente Wissam Ben Yedder y Antoine Griezmann encontraron los goles antes del descanso.

El enfrentamiento arrancó con los dos aspirantes asumiendo sin demasiado reparo sus respectivos papeles, con los locales 'enchufados' y tratando de ir hacia arriba y los visitantes atentos en defensa y esperando su oportunidad para hacer daño. A nadie le sorprendió que la táctica marcara los primeros compases del encuentro, que poco a poco se fue animando.

Las ocasiones escasearon en los primeros minutos, pero el ritmo crecía progresivamente y las porterías se empezaron a mostrar. Antoine Griezmann dio un serio aviso a un atento Tomás Vaclik, y poco después fueron los andaluces los que metieron el miedo en el cuerpo a sus adversarios. Al final del primer tiempo se confirmó uno de los dichos futbolísticos que nunca fallan, y es que tanto va el cántaro a la fuente que al final se acaba rompiendo.

En el minuto 37 llegó, con merecimiento, el gol hispalense, precisamente tras una jugada previa en la que André Silva disparó a la madera. Poco tiempo tuvo el portugués para lamentarse, ya que, segundos después, Wissam Ben Yedder aprovechaba un pase filtrado al corazón del área para girarse y enviar la pelota a la red. Poco pudo hacer Jan Oblak para responder al tiro a bocajarro del delantero francés.

Pero los 'colchoneros' son unos expertos en vivir en el alambre, y en lo que parecía su peor momento lograron respirar. En la grada y en el césped se protestó mucho una falta de Daniel Carriço en la frontal, pero Griezmann se olvidó de los líos y la aprovechó para devolver la igualdad al marcador. Su intento colocado a punto estuvo de sacarlo Sergi Gómez, pero llegó demasiado pasado y no tocó el balón.

Los porteros ganaron la batalla en el Pizjuán

En la reanudación metió una marcha más un Atlético que se sentía con la obligación de presionar al FC Barcelona, pero el Sevilla tampoco se descuidó en otra parte que empezó animada pero que acabó explotando al final. Esta vez, más tensión de inicio, pero una tendencia creciente en un compromiso que se animaba más y más a medida que el cronómetro se acercaba al minuto 90.

Resolvió Vaclik de inicio los problemas que no lograron achicar sus defensas, y Oblak también tuvo tiempo para demostrar porqué es uno de los mejores guardametas del mundo. Emergían figuras como Griezmann y Sarabia para tratar de guiar a los suyos hacia la victoria, pero finalmente hubo igualada porque así lo quisieron los cancerberos.

Lo probó Saúl y se estrelló con el meta, Ben Yedder envió un tiro lamiendo el poste y en el cuarto de hora final hubo reovolución. La exhibición seguía con Vaclik salvando un mano a mano a Griezmann, un misil a Thomas y Oblak respondiendo con una estirada impecable a un derechazo lejano de Joris Gnagnon. El sabor del partido fue agridulce, porque ambos hicieron méritos para ganar pero tuvieron que repartirse los puntos. Esto es fútbol, y esta vez decidieron las porterías.