FRANCIA DERROTÓ A AUSTRALIA

Sufrida victoria de Francia con un gris papel de Griezmann, Umtiti y Dembélé (2-1)

Paul Pogba decidió en la sufrida victoria de Francia
16/06/2018

La selección francésa sufrió para derrotar a la australiana en un partido donde Antoine Griezmann, pese a marcar de penalti, no brilló. Samuel Umtiti cometió un penalti innecesario y Ousmane Dembélé pasó desapercibido. Al final, Pogba decidió

El Mundial de Rusia continúa y la selección francesa debutó con victoria. Antoine Griezmann inauguró el marcador anotando gracias a un penalti que señaló con el uso del VAR. Jedinac puso el empate en un penalti absurdo cometido por Samuel Umtiti y Paul Pogba decidió con otro gol que tuvo que ser determinado por la tecnología.

Pese a que al final el combinado galo consiguió llevarse los tres puntos, el juego no fue demasiado convincente. Antoine Griezmann marcó el gol en un penalti que él mismo provocó, pero no apareció más en todo el partido y acabó sustituido. Ousmane Dembélé tampoco destacó demasiado y tuvo una actuación poco brillante. El otro azulgrana, Umtiti, realizó una actuación correcta pero empañada por el penalti.

Francia empezó bien el partido, encerrando a Australia en su campo gracias a ataques rápidos y eléctricos. Antoine Griezmann, Ousmane Dembélé y Kylian Mbappé, los tres delanteros, generaban mucho peligro con sus constantes intercambios de posición. Sin embargo, poco duró el buen juego del equipo dirigido por Didier Deschamps.

El técnico francés apostó por un centro del campo formado por Paul Pogba, N'Golo Kanté y Corentin Tolisso, tres jugadores físicos y con llegada, pero que fueron incapaces de generar fútbol en la medular. Todo ello, sumado a la poca inspiración del tridente ofensivo, ocasionó el gris partido de los franceses, que empiezan a echar de menos a Adrien Rabiot.

Los goles llegaron en el segundo tiempo del debut de Francia

Todo lo que no había sucedido en el primer tiempo en cuanto a goles, llegó en el segundo. El árbitro se ayudó del VAR para determinar un penalti sobre Antoine Griezmann que el propio delantero del Atlético de Madrid se encargó de marcar, aunque no lo celebró. Pocos minutos después, Samuel Umtiti provocó un penalti inocente con unas manos en un balón aéreo que Jedinac transformó.

El partido se decidió con un gol de vaselina de Paul Pogba en el tramo final en el que el balón pegó en el larguero, botó dentro y se salió de la portería australiana. La tecnología volvió a ser determinante para dar validez al gol. El partido terminó sin que el marcador se volviese a mover en una victoria sin brillantez de Francia.