NO SE 'MOJA' POR EL BARÇA O EL ATLÉTICO

La teoría que cobra fuerza respecto al silencio de Griezmann sobre su futuro

Antoine Griezmann y Paul Pogba en un entrenamiento con Francia
12/06/2018

Pasan los días, se acerca el Mundial y Antoine Griezmann sigue sin aclarar su futuro. Entre los rumores que apuntan al Barça y al Atlético hay una teoría que va tomando fuerza, aunque no se confirmará hasta que el propio protagonista se pronuncie sin tapujos

Hace ya varios meses que empezaron a intensificarse los rumores, pero ni siquiera habiendo puesto como fecha límite el inicio del Mundial de Rusia se ha aclarado el futuro de Antoine Griezmann. El francés ha admitido que la decisión entre FC Barcelona y Atlético de Madrid está tomada, pero no ha querido dar más pistas al respecto. Todavía no.

"Sé que hay mucha expectación, pero hoy no es el día", ha repetido de nuevo, para decepción de todos los que esperaban que esta fuera la definitiva. Su silencio ha vuelto a dar cuerda a las especulaciones, y aunque las teorías apuntan tanto a su permanencia en el Wanda Metropolitano como a su mudanza al Camp Nou, hay un escenario que empieza a sonar más lógico.

No son pocos los que han señalado que si su intención fuera renovar, no tendría sentido todo este circo, y que ya habría zanjado el asunto hace semanas. Sería tan fácil como anunciar que se queda, y aplazar su firma para respetar su concentración con los 'bleus', lo único a lo que presta atención en estos últimos días.

Así, la alternativa sería que su fichaje por el Barça fuera un hecho, algo que no podría anunciar antes del 1 de julio. Será entonces cuando su cláusula se reduzca a 100 millones de euros y los catalanes aborden su incorporación, pero destaparlo antes podría aumentar el riesgo de sanción por negociaciones cuando todavía tiene contrato en vigor. Es la opción más lógica, aunque esto no garantice que sea la acertada.

Griezmann podría jugar con Barça y Atlético

Otra vía, también sin confirmar, es que Griezmann esté esperando a ver cuál de las opciones le conviene más, aguardando a un movimiento de última hora de alguno de sus pretendientes. Aunque el proyecto deportivo azulgrana le interesa más, los rojiblancos le ofrecen un mejor sueldo, y si no lo aumentan podría optar por no moverse de la capital.

Si finalmente los culés ceden, se decantará por este camino, pero si no, a día de hoy, tiene la sarten por el mango. Pase lo que pase, ambos conjuntos han dado todo lo que estaba en su mano por convencerle, así que ahora la elección es únicamente suya. Llegará antes del sábado o después, pero todo lo que pase en adelante, será responsabilidad de Antoine Griezmann.