UN SEGURO DE VIDA PARA EL BARÇA

Ter Stegen y diez más: Clave para el Barcelona en Liga y Champions League

Ter Stegen, durante un calentamiento con el FC Barcelona
12/04/2019

La última exhibición de Marc-André Ter Stegen, en el partido disputado en Old Trafford contra el Manchester United, le confirma como un seguro de vida para el Barça. El germano está siendo clave en la lucha por los títulos de Liga y Champions

El guardameta alemán del FC Barcelona, Marc-André Ter Stegen, sigue demostrando día tras día todas las virtudes que atesora, y que le convierten en alguien absolutamente imprescindible en los esquemas de Ernesto Valverde para luchar por los títulos temporada tras temporada.

Llegado a Barcelona en 2014 como un semidesconocido procedente del Borussia Mönchengladbach, el arquero teutón ha adquirido el estatus de intocable a base de constancia y determinación, y sobretodo de una calidad al alcance de muy pocos.

Sin duda estamos ante un portero con mayúsculas, que posee unas singularidades muy difíciles de encontrar. Bajo palos es un seguro, aunando colocación y reflejos, y en el uno contra uno es casi infranqueable. Pero especialmente importante y diferencial es su juego con los pies. Tiene un sensacional manejo del balón con ambas piernas, gracias al cual es, a menudo, el primer constructor de jugadas con sus medidos desplazamientos.

Su incidencia en el juego va mucho más allá de parar balones, y en el partido de Old Trafford quedó una vez más demostrado. Con más del 80 por ciento de precisión en las entregas, fue vital para contrarrestar la alta presión de los jugadores del United. Sus compañeros agradecen esa sangre fría que le caracteriza, y que siempre le hace tomar la mejor decisión cuando tiene que combinar, en corto o en largo, ante situaciones de apuro.

A todas estas cualidades hay que añadir su fortaleza mental, indispensable para ocupar una portería como la del Barcelona. La manera de jugar del cuadro azulgrana conlleva situaciones al límite para el cancerbero, y en ésas el alemán se mueve como pez en el agua. Ante eventuales errores, que afortunadamente ocurren muy poco, sabe reponerse al instante con entereza.

Para su técnico no hay dudas: por sus características y por la exigencia propia del puesto, Ter Stegen es capital en el equipo. Aun así, hubo un momento en que el meta se planteó marcharse ante la falta de continuidad. Fue en los primeros años, cuando compartía la portería con Claudio Bravo.

Plenamente integrado en el Barça

La salida del chileno fue decisiva para que Ter Stegen optara por quedarse en el Barça, y desde ese momento se convirtió en indiscutible hasta el día de hoy. Se siente plenamente adaptado al club y a la ciudad, y ni el hecho de tener ahora la competencia de un gran portero como Jasper Cillessen, ha amenazado su consolidada titularidad. A sus casi 27 años, el Barça tiene en Ter Stegen a un excelente guardameta de presente y de futuro, de quien se espera que siga regalando grandes alegrías al barcelonismo.