LA APARICIÓN DEL VAR COINCIDE CON EL DESASTRE

VAR Año I: Nadaplete del Real Madrid, ¿una simple casualidad?

Felix Brych, atendiendo a una decisión del VAR en el Real Madrid-Ajax
10/03/2019

El VAR ha llegado al fútbol europeo, y lo ha hecho para quedarse. Llama la atención que, justo la temporada en la que se ha implantado, sea la del gran naufragio de un Real Madrid que ha confirmado el 'nadaplete' a principios de marzo

Llama la atención que, justo la temporada en la que se ha implantado definitivamente el VAR en el fútbol europeo -a excepción de la Premier League-, haya coincidido con el derrumbe a todos los niveles del Real Madrid, que perdió tres títulos en una sola semana y está completando una de las peores campañas de su historia, especialmente en LaLiga Santander 2018-19.

El VAR se implantó para hacer más justas las decisiones de los árbitros, y aunque se han dado varios casos en los que el VAR ha perjudicado más que ha ayudado, en función del partido, en líneas generales puede decirse que la herramienta del videoarbitraje ha sido útil para verificar o anular jugadas que podrían haber sido injustas para la mayoría de equipos.

Prácticamente en cada partido hay alguna jugada polémica susceptible de revisión, y ahí es donde entra el VAR -a veces con más acierto que otras- para valorar dichas jugadas con una segunda opinión, la del árbitro encargado en la sala del VOR desde la Ciudad del fútbol de Las Rozas. Algunos, los más morbosos, dirán que el hundimiento del Real Madrid esta temporada está relacionado estrictamente con la aparición del VAR.

Lo cierto es que las últimas Champions League conquistadas por el Real Madrid llegaron con algunas decisiones polémicas en distintas rondas, sobre todo en partidos en los que los merengues fueron beneficiados contra equipos como Bayern Múnich, Juventus y Atlético de Madrid. Penaltis discutibles, goles tras una jugada en fuera de juego, expulsiones que no lo fueron y otras que sí... El Real Madrid fue beneficiado en más de una ocasión, de la misma manera que lo fueron también otros equipos a causa de los errores de apreciación de los árbitros.

Ahora que se ha implantado el VAR, ha crecido también la 'justicia' dentro del fútbol, y las decisiones injustas -aunque algunos se muestren reacios al respecto- se están minimizando. Eso no tiene por qué afectar en el hecho de que el Real Madrid marche tercero en la clasificación de LaLiga, o que ya esté eliminado de competiciones como la Copa del Rey o la Champions League.

De hecho, en algunos de los últimos partidos de los merengues hubo polémica, al creer algunos -y con fundamento- que el VAR había ayudado injustamente al conjunto de Solari. Ocurrió por ejemplo en el 1-2 del Real Madrid en Amsterdam, en la ida de octavos de Champions League, cuando el árbitro anuló de manera controvertida un gol de Tagliafico al entender que Tadic había molestado a Courtois, cuando realmente apenas intervino.

También hizo ruido el colegiado Iglesias Villanueva con el polémico penalti que señaló en los últimos minutos del Levante-Real Madrid, y que a la postre propició el triunfo blanco. El árbitro entendió que hubo penalti de Doukouré sobre Casemiro, cuando la repetición dejó claro que el brasileño se tiró de manera descarada tras notar un leve roce.

El VAR y el naufragio del Real Madrid, juntos pero no revueltos

En aquella ocasión, el VAR no actuó para anular la decisión del colegiado, al tratarse de una cuestión de 'apreciación'. Tampoco salió nada contento, por cierto, el Atlético de Madrid tras el último 'derbi' disputado en el Wanda Metropolitano. Un gol anulado a Morata por fuera de juego inexistente fue el motivo principal, aunque se dieron también otras decisiones controvertidas que el VAR no deshizo.

Valorándolo todo desde una perspectiva global, puede decirse por lo tanto que ni el VAR ni el arbitraje han perjudicado al Real Madrid esta temporada, sino que en ocasiones puntuales han llegado incluso a favorecerle. Y, ni siquiera así, el equipo presidido por Florentino Pérez ha sido capaz de dar la cara en los momentos importantes.

La prueba más clara es que el madridismo pocas veces se ha quejado de los árbitros esta campaña, sino que ha focalizado sus críticas hacia la mala gestión de Florentino Pérez y el deficiente rendimiento de los jugadores. Si el 'imperio merengue' ha caído este curso, no ha sido por culpa del VAR... Y tampoco gracias a él. Simplemente ha sido por su propio peso. Y esa realidad duele en la capital.