Karim Benzema anotó en fuera de juego

Otra ayuda arbitral para el Madrid con gol en fuera de juego

Karim Benzema anotó su gol en fuera de juego en el Real Madrid-Granada
07/01/2017

Si ya fue poca la ayuda que Mateu Lahoz le brindó al Real Madrid en la ida de octavos de Copa ante el Sevilla, Vicandi Garrido y su asistente concedieron como legal el segundo tanto de Karim Benzema ante el Granada, en claro fuera de juego

Si al Real Madrid se le presentaba un partido plácido este sábado al mediodía ante el Granada CF, el colegiado Vicandi Garrido se lo puso francamente de cara con una acción que marcó el devenir del partido ante el conjunto andaluz. Una acción puntual que dio al traste con todo el trabajo realizado por los de Lucas Alcaraz.

Los blancos se habían adelantado ya con un gol de Isco Alarcón al cuarto de hora del encuentro cuando, con los visitantes acechando la portería rival, los blancos asestaron el golpe que les "mató". Lo hizo Karim Benzema tras un rechace del cancerbero Ochoa pero que vino precedido de un fuera de juego del nueve.

El linier concedió gol a pesar de la posición ilegal del francés lo que acabó por enterrar al equipo nazarí. Una nueva más para el Madrid esta semana y en este 2017 donde parecen contar con la diosa fortuna arbitral de su lado.

Vergonzoso y parcial arbitraje de Mateu Lahoz

Otro equipo andaluz, en este caso el Sevilla ya había sufrido otro arbitraje escandaloso. Fue en este caso el controvertido Mateu Lahoz, posiblemente el colegiado más famoso de la Primera División española por sus decisiones polémicas y su "sigan, sigan" tan habitual ante jugadas que merecerían ser castigadas con falta, y que volvió a ser el gran protagonista del Real Madrid-Sevilla de octavos de final de Copa del Rey 2016-17, al favorecer claramente al conjunto entrenado por Zinedine Zidane.

A Mateu le costó dar aire al silbato cuando los jugadores del Sevilla eran derribados cerca del área del Real Madrid, pero en cambio lo usó con soltura en las jugadas beneficiosas para los blancos. Se cargó prácticamente la eliminatoria de octavos entre Sevilla y Real Madrid, permitiendo que los de Zidane tengan ya pie y medio en cuartos de final. Todo empezó con el segundo gol del Real Madrid, obra de Raphael Varane de cabeza a la salida de un córner Mateu Lahoz no se percató de que en dicha jugada se produjo una falta de Morata sobre Mercado, por lo que el gol de Varane no debería haber subido al marcador. Tampoco debería haber pitado Lahoz el injusto penalti que supuso el tercer gol en contra del cuadro hispalense. James Rodríguez fue quien empujó a su compañero Luka Modric, que cayó dentro del área del Sevilla.