PODRÍA REUNIRSE CON EL BARÇA

El abogado de Antoine Griezmann llega este sábado a Barcelona

Antoine Griezmann celebra un gol con el Atlético
17/05/2019

Antoine Griezmann está viviendo sus últimos días como rojiblanco. El francés ya ha explicado que no va a continuar en el Atlético y apunta al Barça. Las últimas informaciones dicen que su abogado estará tres días en Barcelona para reunirse con los culés

Antoine Griezmann está viviendo sus últimos días como jugador del Atlético de Madrid. El francés anunció el otro día que había tomado la decisión de marcharse del club rojiblanco en busca de nuevos retos. El '7' no dijo a qué club se quería marchar, pero todo el mundo da por hecho que acabará en el FC Barcelona.

Los culés ya estuvieron a punto de hacerse con los servicios del delantero en el mercado de fichajes de 2018, pero el atacante decidió quedarse en el Atleti en el último momento. Su año no ha sido todo lo bueno que se esperaba ni a nivel colectivo ni a nivel individual y por eso ha decidido irse menos de 12 meses después de anunciar que se quedaba en Madrid.

La negociación entre Griezmann y el Barça podría estar muy avanzada, y podría ser cuestión de días o de unas pocas semanas que sea oficial el fichaje. De momento, ambas partes siguen cerrando los flecos que pueda haber todavía y el diario RTL apunta que el abogado del galo llegará a lo largo de este sábado a Barcelona para quedarse tres días en la Ciudad Condal.

Sevan Karian llegaría a Barcelona para reunirse con los dirigentes de la entidad blaugrana y seguir negociando el acuerdo. Probablemente el abogado del futbolista se encargue del tema económico. L'Equipe ya anunció hace unos días que Griezmann está dispuesto a bajarse los 23 millones de euros que tiene de salario actualmente. El '7' pasaría a cobrar de 23 a 17 'kilos'.

Griezmann debería adaptarse a la banda izquierda

Sobre el papel, el francés llegaría al FC Barcelona para jugar en banda izquierda, lugar que hasta el momento han ocupado Ousmane Dembélé y Philippe Coutinho. El brasileño, si los culés fichasen a Griezmann, debería salir por un tema puramente económico, ya que los blaugranas necesitarán vender para pagar los 120 millones de euros que cuesta el galo.

El todavía futbolista del Atlético se jugaría el puesto en el 4-3-3 del Barça con Dembélé, pero partiría con ventaja por ser el gran fichaje de este próximo verano. El atacante no juega en esa posición desde su etapa en la Real Sociedad, ya que en el Atleti sobre todo ha jugado de delantero o de segundo punta con total libertad. Habrá qué ver que posición termina ocupando en el Barcelona de Valverde si acaba firmando por los barcelonistas.