VALVERDE NO SE PONE PRESIÓN

Ernesto Valverde valora la temporada del Barça y deja su futuro en el aire

01/01/2019

El cambio de año ha dejado espacio para las reflexiones, y a Ernesto Valverde le ha tocado valorar la actualidad del FC Barcelona. El técnico ha analizado la temporada actual en una entrevista, en la que ha dejado en el aire su continuidad en el banquillo del Camp Nou

El parón invernal en LaLiga está cerca de llegar a su fin, pero la vuelta a los entrenamientos ha traído algunos compromisos al vestuario del FC Barcelona. Ernesto Valverde ha concedido una entrevista a los medios oficiales del club, en la que ha repasado pasado, presente y futuro de su aventura en la Ciudad Condal. El de Viandar de la Vera ha demostrado que sea cual sea el escenario, se mantiene fiel a sus ideas.

Y es que pese a que se ha convertido en una pregunta recurrente cada vez que se pone frente a los micrófonos, el extremeño no ha dado pistas sobre su continuidad en el banquillo. Acaba contrato en junio de 2019 y, aunque tiene un año opcional, no ha confirmado si se activará esta cláusula ni si aceptará la propuesta de renovación que está sondeando ya la entidad catalana.

En relación al porqué de esta actitud, el técnico se ha sincerado sobre su manera de afrontar sus obligaciones, y ha sido bastante claro al respecto: "Quién sabe qué haré la próxima temporada. No pienso nunca en lo que es el largo plazo ni el larguísimo plazo. Quiero que todo el mundo esté bien y satisfecho con mi trabajo. No nos vamos a engañar. No ganas LaLiga y todo el mundo mira al entrenador. Miro de cumplir con los objetivos y, como nos queda tanto, ya veremos qué pasa".

"No sé qué haré la próxima temporada, miro de cumplir los objetivos y ya veremos qué pasa"

"Esto es un aprendizaje continuo. Cada día pasa algo, hay que adaptarse a todo. Nuestra prioridad es que el club funcione, que el equipo juegue bien y la gente esté contenta. Nuestro trabajo siempre se analiza a posteriori. Nadie se pone en tu piel antes de los partidos. Trato de aprender de todo esto", ha comentado sobre sus pensamientos en el día a día en la Ciudad Condal.

En este sentido, ha confesado que no tiene muy claras cuáles son las sensaciones que provoca en la afición azulgrana, pero ha señalado que él mismo se valora como una persona muy inquieta: "Se me escapa un poco lo que yo pueda transmitir a la gente de fuera. No soy una persona muy tranquila, nunca lo he sido. Me he considerado nervioso, impaciente... Cuando ganamos LaLiga tuvimos alegría, pero es cierto que veníamos siendo primeros durante mucho tiempo".

Tras calificar el 2018 como un buen año en términos generales, el Txingurri ha analizado el actual momento de forma de su equipo, y se ha mostrado satisfecho. "Las primeras vueltas, el tramo desde verano hasta Navidad, no sirven para ganar nada, pero sí para perder cosas. El año pasado, la primera vuelta fue fundamental para LaLiga. Y en la Champions no es lo mismo quedar primeros de grupo que segundos. Tenemos trabajo por hacer, pero estamos en la dinámica que queríamos", ha reflexionado.

Valverde se adapta a la exigencia del Barça

Echando la vista atrás, Valverde advierte que tiene referencias pero no certezas, porque no puede permitirse relajación en un club como el Barça. "No pienso demasiado en cómo fue la temporada pasada. Lo tengo como referencia, no se me olvida que sólo perdimos un partido de Liga, pero trato de mirar hacia adelante. Tenemos un equipo diferente, con otros jugadores, ha habido cambios", ha explicado.

Eso sí, lo que sí que guarda son grandes recuerdos de todos los momento especiales que ha vivido en su trayectoria como entrenador, y ha recalcado que su etapa en Olympiacos fue uno de ellos. "Mi paso por Olympiacos es de las cosas que guardo con más cariño. Lo que yo viví en Grecia está fuera de control. El recibimiento que me hicieron cuando fuimos a jugar con el Barça fue espectacular", ha apuntado.

Y también ha destacado la convivencia con Andrés Iniesta como una auténtica suerte, con un desenlace en la final de la Copa del Rey que fue el soñado por todo el barcelonismo: "Fue una suerte compartir la temporada anterior con él, por todo su significado como futbolista. Su final de Copa permanecerá en la memoria de la gente".