EL BARÇA PODÍA HABER MARCADO EL 0-3

El gol de Jaime Mata llegó tras una falta no pitada a Dembélé

El Getafe, celebrando el gol marcado contra el Barça
06/01/2019

El FC Barcelona podría haberse marchado al descanso con 0-3 en el marcador, pero el colegiado no pitó una falta clara a Dembélé y, en la jugada posterior, el Getafe recortó distancias con un gol de Jaime Mata tras una asistencia de Ángel

El Getafe redujo distancias en el marcador justo antes de que terminara la primera mitad, pero lo hizo en la jugada posterior a una falta clara sobre Ousmane Dembélé que no fue señalada por el árbitro. El atacante galo del Barça se había marchado en carrera y se encontraba ya en una posición muy peligrosa, en los aledaños del área rival.

Un defensor del Getafe le derribó y, de forma incomprensible, el colegiado no señaló la falta. Poco después, un centro de Antunes fue descolgado por Ángel, que fue quien asistió de primeras a Jaime Mata para que marcara a placer contra el FC Barcelona, sin que Ter Stegen pudiese hacer nada para evitarlo. El Barça podría haber 'matado' el partido, pero en vez de ello el Getafe se marchó vivo al descanso.

Gol merecido en cualquier caso para el Getafe, que durante toda la primera mitad se había acercado de forma peligrosa al área de Ter Stegen, y que de hecho había llegado a marcar un gol en los primeros minutos. La diana, eso sí, fue anulada por el árbitro por una falta previa sobre Clément Lenglet, que fue algo dudosa para los jugadores locales.

Durante el transcurso de la segunda mitad, el Getafe empujó todavía más en busca del empate, al haberle dado alas el gol postrero antes del descanso. Un gol que les había dado vida, y que les llevó a atacar sin cesar el área de Ter Stegen. El guardameta alemán tuvo que salvar los muebles en más de una ocasión, sobre todo en jugadas a balón parado.

El Barça perdió el control del partido por momentos

Y lo cierto es que el FC Barcelona perdió el control del partido en diversas fases de la segunda mitad, necesitando cada vez más la entrada al terreno de juego de Sergio Busquets. Los arreones del Getafe, en todo caso, dejaban algo más desprotegida el área local, y los azulones sabían que el FC Barcelona podía sentenciar el partido en cualquier contragolpe.

A punto estuvo de hacerlo Luis Suárez en una jugada en la que participaron también Leo Messi y Dembélé, mientras que el '10' tuvo en sus botas un disparo de falta directa que se marchó ligeramente desviado. Partido de idas y venidas en la segunda mitad, para el completo disfrute de todos los aficionados... Sean del equipo que sean.