QUIERE GANAR CON L.A. GALAXY

Ibrahimovic desvela por qué no ha querido regresar a Europa

Zlatan Ibrahimovic, protestando una decisión arbitral
20/01/2019

Zlatan Ibrahimovic tomó la decisión de continuar una temporada más en Los Angeles Galaxy a pesar de que tenía tentadoras ofertas de Europa. El delantero sueco ha explicado ahora cuáles fueron sus motivos para seguir jugando en la MLS

Zlatan Ibrahimovic sigue a pleno rendimiento pese a sus 37 años, y tomó la decisión de continuar una temporada más en Los Angeles Galaxy en vez de regresar a tierras europeas, donde varios clubes competitivos estaban dispuestos a apostar fuerte por él durante el mercado de invierno. Pero 'Ibra' les dio calabazas, y ahora ha explicado por qué en una entrevista.

"Mi prioridad número uno fue quedarme con los Galaxy, porque siento que tengo mucho más para dar al equipo y a la MLS, a los aficionados", ha explicado el delantero sueco desde Estados Unidos, en unas declaraciones de las que ya se ha hecho eco la prensa internacional. "La forma en que terminamos la temporada pasada no fue una situación normal para mí, porque normalmente adonde voy, gano. Y no tuve éxito con eso aquí, y eso para mí no está bien. Creo que los hinchas merecen más de lo que logramos", destaca.

Ibrahimovic, de esta manera, decidió continuar jugando en Los Angeles Galaxy por una cuestión de orgullo, con la voluntad de escalar posiciones con el conjunto californiano y contribuir a su mejora este nuevo curso. El año pasado, Ibrahimovic fue capaz de anotar 22 goles en 27 partidos con los Galaxy. Además, repartió 10 asistencias y maravilló a toda la Major League Soccer (MLS).

Acababa de reaparecer tras una grave lesión de rodilla, pero Ibrahimovic demostró desde el principio que tenía ganas de competir al máximo nivel posible. Ese mismo desafío es el que se ha marcado para esta nueva temporada con el equipo angelino.

"Para la próxima temporada, quiero sentir que tengo en este sentido un desafío. La primera temporada me la planteé más como para comprobar cómo me sentía, en qué nivel estaba, especialmente después de mi lesión. No había jugado durante más de un año pero tardé 10 minutos y le mostré al mundo lo que era. Les mostré que todavía estoy ahí, que todavía estoy vivo, y eso fue importante para mí", recuerda el sueco.

Ibrahimovic, con mucho fútbol en las botas

A sus 37 años, sigue con muchas ganas de jugar y maravillar al mundo, y la gran incógnita es saber hasta cuándo seguirá jugando a fútbol profesional, sea en el país que sea. Tras finalizar esta próxima campaña en Los Ángeles, no se descarta incluso que Ibrahimovic pueda regresar a Europa para, esta vez sí, fichar por algún club que aspire a títulos importantes. El tiempo lo dirá.