NO SE QUEDARÁ SIN JUGAR CHAMPIONS

El PSG no venderá ni a Neymar ni a Kylian Mbappé tras la sanción de la UEFA

Kylian Mbappé y Neymar en un entrenamiento del PSG
13/06/2018

Aunque los rumores apuntaban a un problema mayúsculo, parece que el PSG podrá esquivar algunos dolores de cabeza tras la sanción de la UEFA. Los galos no se quedarían fuera de la Champions, y a pesar de la limitación en los fichajes, podrían mantener a Neymar y a Mbappé

Después de varios meses de gasto descontrolado, al PSG le ha tocado pasar cuentas ante la UEFA, y aunque los rumores amenazaban con una sanción ejemplarizante, parece que los galos podrán darse por contentos. A pesar de que tendrán que hacer algunos ajustes para reformar su proyecto, han evitado males mayores, y podrían mirar hacia adelante sin vender a sus principales referencias.

El escenario al que apuntaban algunos medios era realmente preocupante porque Neymar o Kylian Mbappé tendrían que hacer las maletas, pero finalmente todo apunta a que no será así. Siguiendo el criterio del castigo que ya se le aplicó en 2014, el conjunto francés vería limitadas sus transferencias, pero podría compensar sus gastos liquidando a algunos futbolistas más prescindibles.

Las informaciones señalan que los parisinos tendrían que lograr cerrar un verano sin déficit, es decir, que todos los gastos queden compensados por las ventas. Este hecho será realmente complicado, principalmente porque la cesión del de Bondy -un fichaje encubierto que ya se ha activado- obliga a pagar al Monaco 180 millones de euros -entre fijos y variables-.

Aun así, el PSG pondrá pausa a la revolución de Thomas Tuchel y equilibrará el desnivel con varias salidas esperadas, como las de Ángel Di María y Javier Pastore. Nombres como los de Edinson Cavani, Gonçalo Guedes, Dani Alves, Marco Verratti o incluso Adrien Rabiot también han sonado a lo largo de los últimos meses.

El PSG no vería peligrar la Champions

Otra buena noticia para los 'bleus' es que, salvo sorpresa, no se quedarán fuera de la Champions. Esto tiene un doble enfoque en la capital francesa, porque además de poder competir por el trofeo que más anhela el club, podrá mantener una de las mayores fuentes de ingresos que existen en el mundo del fútbol.

Eso sí, para la próxima campaña deberá solucionar el tema de los patrocinadores, que le ha penalizado por segunda vez en apenas unos años. Los contratos inflados por encima de lo estipulado deberán corregirse, lo que obligará a ajustar el presupuesto y buscar nuevos inversores, para mantener el ritmo que han impuesto a la hora de reforzarse.