INCENDIO TRAS LA FINAL DE LA CHAMPIONS

El Real Madrid, también enfadado por el pulso de Gareth Bale

Gareth Bale en el banquillo del Real Madrid
13/06/2018

La discusión con Cristiano se ha llevado todos los focos, pero en el Real Madrid tampoco están nada contentos con Gareth Bale. Su amenaza tras la final de la Champions no ha sentado bien, y más sabiendo que detrás está el interés del Manchester United

En los últimos tiempos se ha esforzado por apaciguar el ajetreo que siempre rodea a los grandes, pero el Real Madrid tendrá en este 2018 un verano movido. Cambios de entrenador, altas, bajas y varios pulsos en el vestuario han asegurado unos meses de máxima intensidad, y es que a los blancos muy pronto se les apagó la sonrisa.

Aunque la temporada se salvó con una meritoria victoria en la Champions, la alegría duró escasos minutos, los que tardaron Cristiano Ronaldo y Gareth Bale en dejar su futuro en el aire. Por motivos muy distintos, el portugués y el galés decidieron reventar la celebración de los 'merengues', sembrando unas dudas que remató Zinedine Zidane con una inesperada dimisión.

El caso del delantero de Cardiff ha quedado algo enterrado por el ruido alrededor de su compañero, pero eso no significa que no haya molestado profundamente al club. Hacía meses que su continuidad era motivo de discusión, pero en cuanto mejoró y cuestionó los planteamientos del entrenador francés, amenazó con marcharse a un rival que no es bien recibido en el Santiago Bernabéu.

"Necesito jugar una semana sí y otra también y eso no ha pasado, por unas cosas u otras. Estuve cinco o seis semanas lesionado al principio y ahora estoy bien. Me tengo que sentar este verano a pensar con mi agente a ver mi futuro", explicó el británico, cuyo pretendiente más firme es el Manchester United, que ha negado año tras año la salida del deseado David de Gea.

El Madrid no dejará salir a Gareth Bale

La respuesta del Madrid al plante de Bale ha sido contundente, y es que o deja una millonada en caja o no se moverá de la capital. Como ya han hecho con el propio Cristiano, al extremo le han recordado que tiene contrato, y que la decisión de seguir o no ahora mismo no está únicamente en sus manos. Tendrá que dar muchas explicaciones.

El objetivo de Florentino Pérez continúa siendo el mismo, y es que aunque preferiría conservar al ex del Tottenham, no vería mal una salida si le permite apostar por otros 'galáticos'. El objetivo número uno es, a día de hoy, Neymar, pero ante el bloqueo del PSG no se descartan otros cracks. De momento, el galés está atado, diga lo que diga.