NOVEDADES EN EL BARÇA EN VERANO

Así será el plan del Barça para configurar el lateral izquierdo

Éric Abidal en su presentación como secretario técnico del FC Barcelona
08/03/2019

El FC Barcelona tiene varios retoques pendientes en su plantilla para el próximo verano, y algunos tienen como objetivo el lateral izquierdo. Así se configurará el carril zurdo de la defensa, que tras la renovación de Jordi Alba se configurará a base de altas y bajas

El FC Barcelona ha empezado a planificar la hoja de ruta del próximo verano, en el que continuará reformando la plantilla para la campaña 2018-19. Los catalanes tienen mucho trabajo pendiente en materia de altas y bajas, y una de las prioridades del club es reforzar el lateral izquierdo. Hay algunas cuestiones que están muy claras y otras sobre las que tocará meditar, pero estas serían las perspectivas que manejan en la Ciudad Condal.

En primer lugar, los culés se han quitado un dolor de cabeza con la renovación de Jordi Alba. El canterano cumple 30 años en unos días, pero está en el mejor momento de su carrera, ha desoído ofertas y pese a las dudas en las negociaciones, tenía claro desde el momento que su más firme deseo era permanecer en la Ciudad Condal, donde le sellaron un contrato que se extiende hasta 2024. Teniendo a uno de los mejores jugadores del planeta en el puesto hay menos problemas, aunque eso no significa que el club se pueda descuidar.

Una vez atado el titular, toca decidir el suplente, y ese no es un asunto sencillo. Hay que contar que el catalán no se pierde demasiados partidos, pero necesita dosificarse y la juventud de los miembros del filial no ha convencido a Ernesto Valverde. En esta situación, se han abierto dos vías, apostar por un veterano a coste cero -como un Filipe Luis que acaba contrato-, o una promesa que se vaya curtiendo a su lado como un Ferland Mendy que requeriría de una inversión notable-. La necesidad de reforzar otras parcelas, como el centro de la delantera, podría influir en la elección.

También hay que valorar qué sucederá con los dos posibles herederos al puesto, Juan Miranda y Marc Cucurella. El primero de ellos ya actuó en esta misma campaña como recambio de Alba, pero el técnico prefirió protegerle porque con 19 años no quiere someterle a la presión de la lucha por los títulos. El curso que viene podría acabar su formación en el filial o salir cedido rumbo a un equipo de Primera División, con el Real Betis, en el que se formó, como principal favorito.

El de Alella, en cambio, ya ha probado su valía en el Eibar, y tiene ofertas a nivel internacional. Los guipuzcoanos tienen la opción de hacerse con sus servicios pagando 2 millones de euros, pero el Barça puede recomprarlo por 4. La intención es hacer efectivo su retorno y valorar las opciones de recolocarle, sacando ahora unos 10 'kilos' y negociando de nuevo una cláusula de recompra por si explota en una liga extranjera.

El Barça controla tres puestos para el verano 2019

Además del lateral izquierdo, el Barça reformará el verano el centro de la delantera y el eje de la zaga, en el que deberán salir Jeison Murillo y Thomas Vermaelen, y quizá también Jean-Clair Todibo -cedido- para hacer sitio a Matthijs de Ligt. Además de la información anteriormente expuesta, también está en el punto de mira un relevo de futuro para Luis Suárez.