EL ATHLETIC DIO UN GOLPE DURO A LOS 'COLCHONEROS'

El Atlético de Madrid se indigna por dos posibles penaltis que no fueron revisados por el VAR

Antoine Griezmann y Yeray Álvarez pugnan por un balón
17/03/2019

El Athletic Club golpeó de nuevo al Atlético de Madrid, que tras despedirse de la Champions vio como también se alejan sus opciones de título en LaLiga. Los 'colchoneros' se indignaron mucho con dos posibles penaltis que no fueron revisados por el VAR

Hace unos días sufrió un golpe duro con la eliminación de la Champions a manos de la Juventus, y este fin de semana el disgusto continuó para el Atlético de Madrid con una derrota que también puede dejarle sentenciado en LaLiga. El Athletic Club se impuso en San Mamés y dejó el título a merced del FC Barcelona, que podría reforzar su liderato tras el tropiezo de los 'colchoneros'.

Los tantos de Iñaki Williams y Kenan Kodro fueron un obstáculo insalvable para los hombres del Cholo Simeone, que estuvieron, una vez más, lejos de su mejor versión. En lo deportivo hubo poca discusión en un conjunto que asumió de nuevo sus errores, pero que se sintió excesivamente castigado por los colegiados del enfrentamiento.

El bando visitante acabó indignado por dos posibles penaltis que no fueron siquiera revisados por el VAR, ya que Jaime Latre no los vio en directo y sus asistentes tampoco advirtieron al árbitro principal de que sus acciones podían necesitar una corrección. Ambas sucedieron cuando el empate a cero todavía mandaba en el marcador, así que, con más motivo, acabaron decidiendo el compromiso.

La primera jugada tuvo lugar en el tiempo de descuento de la primera mitad, en un choque en el que Yeray Álvarez derribó a Antoine Griezmann. El central fue a tapar al delantero francés y en primera instancia tocó el balón, pero el galo se benefició del rebote y estaba en buena posición cuando el de Baracaldo lanzó otra vez la guadaña y esta vez no contactó con el cuero, sino con la pierna de su rival.

Las protestas atléticas no motivaron ninguna corrección por parte de los trencillas, algo que, igualmente, ocurrió en el segundo tiempo. Álvaro Morata se disponía a disparar a puerta y Mikel San José se lo impidió con el pie, aunque el centrocampista no tocó el esférico y si bloqueó el remate del punta. De nuevo jaleo y el 'Profe' Ortega expulsado, pero otra vez sin revisión de la tecnología y con silencio arbitral en La Catedral.

Para redondear el sufrimiento de los madrileños, el primer gol del Athletic podría estar precedido de una falta, en un robó de balón a José Giménez en el que hay más que un leve contacto. El zaguero controla demasiado largo y se ve perjudicado por una presión al límite de lo legal, y después se queda protestando en una ofensiva que acaba con el tanto de Williams.

El Real Madrid ya se beneficia de la llegada de Zidane

Todo lo contrario que al Atlético le sucedió al Real Madrid, que en cuestiones arbitrales ya se ha visto beneficiado por el regreso de Zinedine Zidane. La 'flor' del marsellés va mucho más allá de la suerte, algo que quedó claro contra el Celta de Vigo tras una expulsión perdonada a Gareth Bale y un gol en fuera de juego que subió el 1-0 al electrónico, precisamente, instantes después de que el VAR dejara sin validez un tanto ilegal de los blancos.