Luis Suárez, justo después de marcar el primer gol

FC BARCELONA 2-1 ATLÉTICO

"Killer" Suárez se gana los cuartos con un doblete de oro (2-1)

Publicación:5/04/2016 - 22:39h

Actualización:5/04/2016 - 22:40h

El FC Barcelona consiguió la victoria contra el Atlético de Madrid después de remontar, en un once contra diez, el gol inicial de Fernando Torres. Luis Suárez, con un "doblete" magnífico, representó una segunda parte brillante del Barça

Entradas para los partidos del FC Barcelona

Claramente con el objetivo de resarcirse de la derrota sufrida en el Clásico de Liga BBVA contra el Real Madrid, el FC Barcelona de Luis Enrique saltó al césped del Camp Nou este martes con el "otro" once de gala, con el único cambio de Ter Stegen por Claudio Bravo. El "Cholo" Simeone no fue menos y colocó de salida a dos jugadores que habían sido dudas hasta el final, Godín y Carrasco, para intentar plantar cara a los culés e intentar sacar un buen resultado de la ida de cuartos de final de UEFA Champions League en el Camp Nou. Un estadio, por cierto, que no dudó en pitar de forma masiva el himno de la Champions cuando empezó a sonar por los altavoces. Cuando el colegiado Felix Brych dio el pitido inicial, en todo caso, el Barça empezó a dejar patente su motivación extra para el partido, consciente de que necesitaba una victoria a lo grande para levantar el ánimo de la afición y retomar la dinámica positiva de los últimos meses. Y es que los rojiblancos saltaron al campo ejerciendo una intensa presión ofensiva para dificultar la salida de balón culé, pero no lo consiguieron ante la fluidez de ideas en los primeros minutos de los de Luis Enrique, encerrando al Atlético en área propia y moviendo el balón de banda a banda, buscando un resquicio en la férrea defensa visitante.

Las primeras intentonas culés llegaron de las botas de centrocampistas como Busquets y Rakitic, quienes intentaron conectar con una "MSN" muy bien marcada al borde del área de Jan Oblak, ya fuera mediante algún que otro balón aéreo o rápidas combinaciones por raso. En el minuto 5 de partido llegó el primer aviso de Leo Messi. Ansioso por marcar el gol 500 en su carrera deportiva, el astro argentino probó fortuna con un potente disparo raso desde fuera del área, que se marchó a un metro y medio del palo izquierdo de la portería colchonera. La afición del Camp Nou -que una vez más presentó una buena entrada- celebró el intento, manifestando también desde el minuto uno su apoyo al equipo con diversos cánticos como "Barça, Barça!" o el clásico "Olele, Olala". Al Atlético le costaba pasar de medio campo, pero cuando lo hacía llegaba con muchos efectivos y obligaba al Barça a recular, con la "MSN" bajando hasta campo propio para esperar un posible contraataque.

FC Barcelona y Atlético se tantean, pero no dominan

Con el paso de los minutos, en cualquier caso, el Atlético fue animándose a subir líneas y Fernando Torres protagonizó un acercamiento peligroso, que por fortuna para el Barça terminó en un centro estéril hacia un centro del área completamente desierto de jugadores rojiblancos. El partido estaba vivo y los dos equipos se estaban tanteando todavía transcurridos los diez primeros minutos. En el trece, sin embargo, un buen centro desde la banda izquierda de Jordi Alba acabó en un remate de primeras de Leo Messi, quien no conectó del todo bien con el balón y lo envió demasiado desviado, cerca del banderín de córner. Fue justo antes de que se viviera uno de los momentos más especiales del partido, porque en el minuto 14 la afición del FC Barcelona se levantó y empezó a aplaudir durante un minuto entero en homenaje a Johan Cruyff, en un acto que parece que tendrá muchos más ecos a lo largo de los próximos encuentros que el equipo dispute en el santuario culé. De hecho, incluso el banquillo del Atlético de Madrid aplaudió, consciente de la trascendencia del homenajeado.

Sobre el terreno de juego, el partido estaba dinámico y moviéndose por todas las zonas del campo, pero sin que ninguno de los dos equipos consiguiera tener la fluidez suficiente en ataque como para estrenar el marcador. Eso mismo pudo hacer Neymar Jr, quien en el minuto 19 remató un preciso centro de Dani Alves de cabeza, con el balón rozando el travesaño de Jan Oblak. Hasta entonces, el Barcelona había hecho daño por las bandas y parecía haber encontrado un filón que explotar, dado que de esa forma además conseguía desordenar a la defensa atlética. Al Barça le faltaba medir mejor el último pase y también el remate a portería, pero hasta el minuto 20 de la primera parte la actuación del equipo culé estaba siendo buena. No del todo brillante, pero sí dominante sobre el césped, generando peligro y ofreciendo una imagen cuanto menos ambiciosa. Neymar Jr estaba empezando a conectarse a través de varios regates espectaculares, mientras que el miembro del tridente que menos participativo estaba era Luis Suárez, muy bien fijado por Godín y Lucas prácticamente en el punto de penalti.

Fernando Torres, una de cal y otra de arena

En el minuto 24, Antoine Griezmann fraguó la primera oportunidad clara del Atlético, con un disparo desde fuera del área que, raso, inquietó ligeramente Ter Stegen, marchándose desviado. Fue el preámbulo del primer gol del partido, obra de Fernando Torres. Pase milimétrico de Koke Resurrección para que "El Niño" definiera a la perfección, con una defensa muy tímida del Barça y dejando muchos espacios entre líneas. 11 goles en 15 partidos de Fernando Torres al FC Barcelona a lo largo de su carrera deportiva, y el público del Camp Nou que se lamentaba pero, un minuto después, animaba todavía con más fuerza a los suyos. El gol cambió ligeramente los esquemas. El Atlético se echó para atrás y se encerró, fortificándose atrás y esperando oportunidades al contraataque, mientras que el Barcelona pasó a tener el dominio absoluto del juego y a encerrar al Atlético en su propia área, bombardeándolo con centros e intentonas de pase entre líneas.

Pese a ello, el Atlético siguió haciendo daño. Un contraataque rojiblanco terminó con un disparo muy peligroso de Griezmann, que fue seguido de una mano salvadora de Ter Stegen para que no subiera el segundo tanto visitante al marcador. Jordi Alba se dolió de la muñeca en un mal gesto al caer tras esa misma jugada, pero se recuperó rápidamente y pudo continuar sin problemas. Pese al susto del disparo de Griezmann, la realidad es que el encuentro se pondría algo cuesta abajo para el FC Barcelona pocos minutos después. Fernando Torres, que tenía tarjeta amarilla, cometió una entrada dura y a destiempo sobre Sergio Busquets, recibiendo merecidamente la segunda amarilla y marchándose expulsado en el minuto 34. Eso implicó que el Atlético pasara a encerrarse definitivamente en su propio campo y, por supuesto, a perder tiempo de todas las formas habidas y por haber. En los saques de puerta, en las faltas, saques de banda, protestando cada acción, intentando buscar las cosquillas a los delanteros del Barça... Todas las estrategias posibles para que el primer tiempo se acabara y, así, poder llegar al vestuario todavía por delante en el marcador. Y así fue.

Asedio sin tregua del FC Barcelona al Atlético

En la segunda mitad, el Barça ya sabía lo que le esperaba, pero al menos había tenido tiempo para descansar mentalmente y ordenar las ideas. El Atlético de Madrid seguía perdiendo tiempo cada vez que se paraba el juego, mientras que el Barça intentaba superar sus propios fantasmas para elaborar un juego más peligroso hacia la portería de Jan Oblak, algo que no conseguía. Pese a estar con diez, el Atlético siguió generando peligro durante los primeros minutos de la segunda mitad. En el minuto 48, un centro raso de Carrasco desde la banda derecha se paseó por el área pequeña del FC Barcelona, por fortuna sin rematador. Un minuto después, sin embargo, un centro de Neymar Jr acabó con un disparo de chilena de Leo Messi, que se marchó fuera rozando el palo derecho y levantó de sus asientos al público del Camp Nou, mucho más animado tras esa ocasión. Y tras las siguientes, porque el Barça se había activado de repente. Neymar Jr, con un disparo con rosca desde la parte izquierda del área, estrelló en el travesaño el balón, personificando los peores miedos de un Atlético a merced del Barça.

Poco después de esa jugada, Luis Suárez estuvo a punto de recibir en el área pequeña, pero la defensa rojiblanca consiguió repeler el peligro. Simeone, que estaba viendo preocupado el panorama, decidió sacar a Carrasco del terreno de juego y colocar a un centrocampista más, Augusto Fernández, con el objetivo de seguir achicando el peligro como si fuera agua en un barco que se hunde. No tuvo demasiado efecto el cambio en primera instancia, pues Luis Suárez remató de cabeza un centro desde la banda izquierda que Jan Oblak atajó. Dos minutos después fue Messi quien lo probó de nuevo, con un disparo seco desde fuera del área que consiguió desviar el guardameta rojiblanco, en un rechace que repelió Godín antes de que llegara Neymar Jr a firmar el gol del empate. El Barça tenía al Atlético encerrado en un asedio sin tregua, pero no lograba hasta el momento meter la pelota dentro de la portería a pesar del alto flujo de oportunidades claras de gol. Todo eran "uys" y "ays" en las gradas del Camp Nou, que cantaba sin parar para animar al Barça y silbaba durante los pocos segundos en los que el Atlético tenía el balón.

Luis Suárez, el hijo del gol

En el minuto 61 de partido, Neymar Jr volvió a protagonizar un disparo con rosca desde fuera del área que volvió a marcharse desviado rozando el palo, pero fue la antesala del primer gol del FC Barcelona contra el Atlético, obra de Luis Suárez. El delantero uruguayo del Barça, en una jugada enrevesada, se encontró un disparo desviado de Andrés Iniesta en el interior del área pequeña para mandarlo al fondo de la portería de Oblak, poniendo las tablas en el marcador y desatando la alegría contenida de las gradas del Camp Nou. El Barcelona explotó de rabia, tanto en el campo como en el banquillo, y Luis Suárez se llevó el balón al centro del campo para continuar asediando de inmediato la portería rojiblanca. Rafinha Alcántara ingresó en el terreno de juego por Rakitic, regresando a un partido después de haberse pasado seis meses lesionado, y siendo el protagonista de una de las noticias más positivas, por tanto, de toda la jornada. El Barça seguía apretando y, en el minuto 67, todo estaba abierto. 

Durante los minutos venideros, el FC Barcelona siguió atacando pero encontrando menos que antes la portería del Atlético de Madrid... Aunque fue un espejismo. Porque, cuando menos lo esperaba el Atlético, un centro preciso y endemoniado de Dani Alves encontró la cabeza de Luis Suárez, quien con un giro de cuello perfecto marcó una delicia de gol, firmando un "doblete" que sirvió para poner al FC Barcelona por delante en el marcador. El Barça pasó a dominar el marcador de forma ajustada, pero pese a ello quería fraguar una sangría en el electrónico y continuó atacando y generando espectáculo, lo único que sabe hacer.

El Atlético siguió intentando perder tiempo y el Barça no estuvo igual de efectivo que en los minutos anteriores de cara a portería. Luis Enrique sacó a Arda y Sergi Roberto por Iniesta y Busquets, consagrando de esta forma un centro del campo radicalmente diferente al que había empezado el encuentro. La intensidad, durante los últimos minutos de partido, fue bajando progresivamente y pareció que los dos equipos empezaron a conformarse con el resultado. El Barça protestó un posible penalti a Leo Messi en el minuto 85, pero Felix Brych no pitó nada y pidió al astro argentino que se levantase. El tercer gol no llegaba, pero no era porque el FC Barcelona no lo intentara. Al final, victoria ajustada del Barcelona que no sentencia la eliminatoria -ni mucho menos-, pero que sirve para tener el viento a favor de cara al partido de vuelta en el Vicente Calderón, el miércoles de la semana que viene.

Ficha técnica del partido: FC Barcelona 2-1 Atlético

FC Barcelona, 2: Ter Stegen; Alves, Piqué, Mascherano, Alba; Busquets (Roberto, 80'), Iniesta (Arda, 83'), Rakitic (Rafinha, 64'); Messi, Neymar y Suárez.

Atlético, 1: Oblak; Juanfran, Godín, Lucas, Filipe Luis; Gabi, Koke, Saúl (Correa, 90'); Carrasco (Augusto, 53'), Griezmann (Thomas, 73') y Torres.

Goles del partido: Fernando Torres, 25'; Luis Suárez, 63'; Luis Suárez, 73'.

Árbitro: Felix Brych.

Incidencias: Partido correspondiente a la ida de 1/4 de Champions League, disputado en el Camp Nou.

Próximo partido: Real Sociedad vs FC Barcelona (Liga BBVA J32)

Próximo partido del FC Barcelona

Champions League | Vuelta
FC Barcelona
Nápoles

FC Barcelona - Nápoles

Sábado, 8 de agosto de 2020 21:00h
Estadio Camp Nou
Calendario FC Barcelona
Hoy destacamos

Lo más leído