Ernesto Valverde, durante un entrenamiento con el FC Barcelona esta temporada

DECISIONES QUE NO CONVENCEN

Errores cada vez más evidentes en la planificación deportiva del Barça

Publicación:4/11/2019 - 17:05h

Actualización:4/11/2019 - 17:05h

Las últimas alineaciones de Ernesto Valverde, en comunión con el flojo rendimiento de algunos futbolistas en posiciones atípicas, ponen en duda la planificación deportiva del FC Barcelona

Entradas para los partidos del FC Barcelona

Si bien es cierto que el FC Barcelona marcha líder en LaLiga Santander -empatado a puntos con Real Madrid y Real Sociedad- y también al frente de su grupo en la Champions League, el paso de los partidos y la irregularidad de los resultados están provocando las primeras grietas en la planificación deportiva que se llevó a cabo a lo largo de los últimos meses.

Ya son tres derrotas y un empate en LaLiga -en 11 jornadas disputadas sin contar el Clásico pendiente-, a los que hay que sumar otro empate en Champions League. Lo único bueno para el FC Barcelona es que sus rivales están igual o peor que él, pero para triunfar de manera incontestable es necesario solucionar los problemas propios en vez de respaldarse en los de casas ajenas.

Y hay decisiones que llaman la atención, al menos por lo que se ha ido viendo en la confección de las alineaciones de Ernesto Valverde. Junior Firpo llegó como suplente de Jordi Alba, pero sin el de L'Hospitalet el 'Txingurri' prefiere colocar a banda cambiada a Nélson Semedo y dar la titularidad en el lateral derecho a un Sergi Roberto que, en teoría, esta temporada debía actuar habitualmente como centrocampista. Entonces, ¿para qué se fichó a Junior?

¿Y para qué se ascendió al primer equipo a Moussa Wagué? El joven carrilero camerunés no ha disputado ni un minuto oficial esta temporada con el primer equipo, y está claro que Ernesto Valverde no confía en él ni siquiera en los partidos más asequibles.

Luego está el caso de Carles Aleñá, que jugó los primeros 45 minutos del debut liguero frente al Athletic de Bilbao y desde entonces ha desaparecido del mapa. Apenas logra entrar en las convocatorias y, cuando lo hace, no juega ni un minuto. ¿Para qué apostó el Barça por mantenerle en la plantilla? Se le podría haber buscado desde el principio una cesión a otro club competitivo para que, al menos, pudiese desarrollar su fútbol jugando cada fin de semana.

En ataque, ha quedado comprobado que Antoine Griezmann no rinde al 100% en los extremos, ni en el izquierdo ni en el derecho. No es un jugador que explote sus cualidades pegado a la línea de cal, sino que juega en una posición que actualmente no existe en el 4-3-3 del Barça: la de segundo punta o mediapunta, funciones que ejerce Leo Messi partiendo con libertad desde la derecha.

Un cambio de sistema, ¿solución al problema?

Un 4-2-3-1 podría desatascar el bloque de Griezmann y sacar a relucir su mejor nivel en el Barça, colocándole por detrás de Luis Suárez. Aunque entonces chocaría con Leo Messi, a no ser que el argentino jugase más pegado a la banda derecha... lo que por otro lado sería un error. Y Dembélé, que sí es un extremo puro capaz de desbordar por ambas bandas, no acaba de cuajar por culpa de actitud y falta de regularidad.

Tampoco es una solución cargar de responsabilidades a Ansu Fati, igual que no lo es dejarle sin jugar un mes entero tras haber completado muy buenas actuaciones en sus primeros partidos. Y hay más casos peculiares, como el de un Rakitic que se ha visto relegado al banquillo de forma permanente, viendo cómo incluso Arturo Vidal le ha adelantado en la rotación.

Una necesidad: más comunicación en la parcela deportiva

En definitiva, que los pesos pesados de la parcela deportiva del FC Barcelona deberán sentarse y aclarar ideas, siempre y cuando se quiera remar en la misma dirección. Para conquistar títulos de importancia como LaLiga y la Champions League, hace falta tener un equilibrio y un ecosistema de juego en el que todos los actores se sientan a gusto y exploten sus cualidades. De momento, eso no ha pasado. Pero no quiere decir que no pase en los próximos meses.

Próximo partido del FC Barcelona

La Liga | Jornada 14
Leganés
FC Barcelona

Leganés - FC Barcelona

Sábado, 23 de noviembre de 2019 13:00h
Estadio Municipal de Butarque
Comprar entradas
Calendario FC Barcelona
Contenido relacionado
Hoy destacamos

Lo más leído