Luis Suárez, celebrando uno de los goles del partido

DEPORTIVO 0-8 FC BARCELONA

Goleada balsámica del Barça en la primera "final" de Liga (0-8)

Publicación:20/04/2016 - 22:06h

Actualización:20/04/2016 - 22:07h

El Deportivo recibió un severo correctivo del FC Barcelona en Riazor. Los de Luis Enrique se recuperaron anímicamente para pagar los platos rotos con el conjunto gallego. Luis Suárez, con un "póker" y dos asistencias, fue el gran protagonista

Entradas para los partidos del FC Barcelona

El FC Barcelona, consciente de que ya no podía fallar más al no tener plumas en un colchón de puntos escuálido, ya invisible, salió a darlo todo a Riazor y desde el primer momento intentó dotar de intensidad al juego contra el Deportivo de la Coruña, que por su parte inició el encuentro presionando la salida de balón azulgrana, con el objetivo de hurgar todavía más en la herida culé en el caso de robar algún balón peligroso al borde del área de Claudio Bravo. Esta vez Luis Enrique sí decidió alinear a Dani Alves en la posición de lateral derecho, aunque la gran novedad fue la presencia de Marc Bartra en detrimento de Gerard Piqué, sancionado, y de los lesionados Thomas Vermaelen y Jeremy Mathieu.

Los primeros minutos fueron de tanteo para el FC Barcelona, dominando la posesión con criterio y buscando huecos para combinar entre líneas. Esa profundidad, sin embargo, la encontró con facilidad a la hora de acercarse a las inmediaciones del área del Deportivo, aunque sin estar del todo acertado en el último pase debido a la acumulación de rivales. Pese a haber empezado con intensidad y una alta concentración, el FC Barcelona medía muy bien cada combinación y buscaba siempre la mejor opción, sin arriesgar demasiado y variando el juego de una banda a otra para generar espacios. Esa acumulación de jugadores en el campo del Deportivo dejó la portería de Bravo algo desprotegida, algo que aprovechó el Depor para generar algún que otro contraataque peligroso que pudiera hacer daño. Por fortuna, Bartra y Mascherano estuvieron muy atentos a la hora de cortarlos de raíz.

El Barça se adelanta, pero el Deportivo no se rinde

En el minuto 5 de partido, Luis Suárez dio el primer aviso con un disparo desde dentro del área que rozó el palo derecho de Manu. Luego fue Leo Messi en el minuto diez, después de una mágica conexión del tridente en el interior del área gallega. A la tercera, al fin, llegó el gol. En un córner y de la forma más elemental y menos elaborada posible, Luis Suárez remató desde el interior del área pequeña un centro medido a bocajarro, ganando la posición a Sidnei y provocando que el guardameta Manu hiciera la estatua, sin poder hacer nada. El gol fue una explosión de júbilo para los jugadores del FC Barcelona, que lo celebraron como locos y se sacaron toda la presión de encima para seguir dominando el juego durante los minutos siguientes, empezando a decantar claramente la balanza del partido a favor del Barça.

El Barcelona, a partir de entonces, buscó de forma incesante la portería de Manu para "sentenciar" el partido y poner tierra de por medio en el marcador con respecto al conjunto atlántico. Sin embargo, Celso Borges tuvo una clarísima oportunidad para los locales en el minuto 17. Un pase excelente en profundidad de Lucas Pérez dejó solo a Borges delante de Claudio Bravo, pero el remate del jugador local fue muy tímido y el portero chileno del Barça pudo atrapar la pelota sin problemas, blocándola. El miedo en el cuerpo no se le quitaría al FC Barcelona durante los minutos posteriores: en el minuto 20, una triple oportunidad del Deportivo, con un magnífico Bravo achicando espacios desde el suelo, estuvo a punto de significar el empate, aunque por suerte los culés pudieron despejar finalmente el peligro a córner. El Deportivo se había acercado demasiado, y del control azulgrana se había pasado a la ida y vuelta constante, con el Barça sufriendo en defensa en momentos puntuales.

Recital de Messi para servir a "Killer" Suárez

El gol había "tranquilizado" demasiado a los culés, hasta el punto de caer en una leve relajación que la aprovechó el Deportivo para causar estragos en la defensa azulgrana. En cualquier caso, la triple ocasión de los locales volvió a activar al Barcelona, que se fue de nuevo al ataque y se plantó muy cerca del área de Manu. Andrés Iniesta buscó a Suárez y conectó con él mediante un centro al espacio, pero el remate acrobático del uruguayo era casi imposible y se marchó directamente fuera. Más allá de eso, y tras una breve fase de descontrol, el Barça volvió a tomar el mando y a dominar el juego. Esa comodidad se tradujp en el segundo gol del partido para el Barça. Una asistencia mágica de Leo Messi fue cazada por Suárez en el interior del área, y el charrúa no se lo pensó a la hora de definir con el pie derecho, ajustando el disparo raso al palo y haciéndolo imposible de detener.

0-2 en el marcador con un comienzo soñado del FC Barcelona, y el Barça que seguía dominando con Gerard Piqué visiblemente contento en las gradas. Leo Messi estaba desplegando un juego espectacular, y un pase suyo rompió la defensa para dejar solo a Alves, quien dio un pase de la muerte en el minuto 34 que fue rematado en el punto de penalti por Luis Suárez. Esta vez, sin embargo, el charrúa no acertó al rematar el esférico, que venía botando, y erró una ocasión clara, probablemente un gol mucho más fácil que los dos que había marcado en los minutos anteriores. Tras los dos goles, el Deportivo se abría mucho más y el Barça seguía generando más peligro, aunque en estos últimos acercamientos de la primera mitad el tridente no estuvo igual de efectivo a la hora de rematar la faena. Al término de la primera parte, balsámica ventaja para el Barça.

Suárez asiste, marca y se convierte en héroe

En la segunda mitad, el Barcelona no se relajó, sino que siguió presionando al Deportivo para acabar de sentenciar el marcador, y lo consiguió. En el minuto 47 de encuentro, en un nuevo contraataque azulgrana, un pase perfecto de Luis Suárez terminó en las botas de Ivan Rakitic, que no falló solo ante el portero y definió a la perfección, transformando la tercera diana en el electrónico y decantando ya completamente el partido para los culés. Con el marcador favorable, el Barça siguió gustándose y estuvo a punto de anotar el cuarto, pero Neymar Jr cayó en fuera de juego y la jugada quedó anulada. Luis Enrique, viendo el panorama, mandó a calentar a varios jugadores en la banda -esta vez sí- para dar descanso a algunos de sus piezas principales. En el equipo, parecía que el único que no estaba cómodo sobre el césped era Neymar Jr, muy desacertado en la toma de decisiones y sin desequilibrar demasiado con sus regates, a pesar de que rindió mejor que contra el Valencia.

Tras pérdida, el FC Barcelona presionaba muy arriba y con mucha intensidad, lo que permitía recuperar la pelota cuanto antes y encasillar al Deportivo durante casi todo el tiempo en campo propio, sin poder salir ni montar siquiera contragolpes que pudieran inquietar a Claudio Bravo. Las sensaciones eran inmejorables para el Barça, y eso se transmitió en el cuarto gol del partido para los azulgrana. Una magnífica jugada trenzada por Messi y Suárez terminó con una nueva asistencia del argentino al uruguayo, que el "9" del Barça esta vez definió con el exterior de la bota, haciendo imposible la estirada de Manu. Cinco minutos después del cuarto gol del Barça, que ya daba por finiquitado el encuentro por completo, fue el Deportivo quien se aproximó al área de Bravo. Una buena combinación local terminó con un tiro potente de Lucas Pérez, que el meta chileno del FC Barcelona estuvo muy atento a la hora de despejar.

Sangría de goles del Barça para liberar el hambre de títulos

Con 0-4 en el marcador, la intensidad en el juego se había relajado ligeramente, pero a pesar de ello el Barça siguió apretando el acelerador en momentos puntuales. En uno de ellos, y de nuevo tras un pase perfecto de Messi que dejó solo a Neymar Jr, el astro brasileño del Barça dio un pase de la muerte a Luis Suárez, quien una vez más no falló y tradujo la exuberancia culé en el cuarto gol de su cuenta particular, firmando un "póker" espectacular que le acerca a Cristiano Ronaldo en la lucha por el "Pichichi", estando tan sólo a un tanto del portugués del Real Madrid. El Barcelona, sin buscarlo de forma exhaustiva, encontraba de todas formas la fluidez necesaria como para seguir generando peligro hacia la portería de Manu. Pese a ello, el Deportivo también dispuso de alguna. En el minuto 69', un centro preciso de Laure desde la banda derecha fue rematado por Lucas Pérez desde el punto de penalti, pero el tiro se marchó a las nubes, muy por encima de la portería de Bravo.

Justo dos minutos después, Luis Suárez siguió protagonizando una actuación espectacular. No tenía suficiente con haber marcado un "póker" de goles y haber dado la asistencia del gol de Rakitic, sino que en el minuto 73, después de dejar "sentado" a su defensor con un ligero toque, Suárez encaró la portería para regalar un gol a Leo Messi, quien vio recompensado su gran partido con un gol. Seis minutos después, fue Marc Bartra quien sorprendió con un auténtico golazo. El central catalán se fue de cuatro defensores para plantarse ante el portero y definir como si fuera un delantero centro, con un tiro raso y colocado.

Pero casi no dio tiempo para celebrarlo, porque dos minutos después fue Neymar quien, a pase de Suárez, envió el esférico al fondo de las mallas. Tanto Bartra como Neymar lo necesitaban, sobre todo para recuperar la confianza en sí mismos. En líneas generales, encuentro sensacional del FC Barcelona que podría servir, además de para recuperar anímicamente a todo el equipo, para empezar a gestar una nueva racha de triunfos consecutivos. Esperemos que esta racha se dé, dado que significará, a todas luces, un "doblete" con sabor a gloria. "Si ganamos la Liga nos daremos un fiestón", dijo Luis Enrique. Para que ello suceda, sin embargo, no podrán celebrarlo antes de tiempo. Antes, toca seguir remando.

Ficha técnica del partido: Deportivo 0-8 FC Barcelona

FC Barcelona, 8: Bravo; Alves, Bartra, Mascherano, Alba (Adriano, 70'); Busquets (Rafinha, 72'), Iniesta (Roberto, 58'), Rakitic; Neymar, Messi y Suárez.

Deportivo, 0: Manu; Laure, Sidnei, F. Navarro (Fajr, 57'), Juanfran; Bergantiños, Mosquera, Borges (Jonás, 70'), Cani (Fede, 59'); Lucas y Oriol Riera.

Goles del partido: Suárez, 11'; Suárez, 22'; Rakitic, 47'; Suárez, 53'; Suárez, 64'; Messi, 73'; Bartra, 79'; Neymar, 81'.

Árbitro: De Burgos Bengoetxea.

Incidencias: Partido correspondiente a la trigésimo cuarta jornada de la Liga BBVA 2015-16, disputado en Riazor.

Próximo partido: FC Barcelona vs Sporting (Liga BBVA J35)

Próximo partido del FC Barcelona

Champions League | Ida
FC Barcelona
Bayern Munich

FC Barcelona - Bayern Munich

Viernes, 14 de agosto de 2020 21:00h
Estadio Camp Nou
Calendario FC Barcelona
Hoy destacamos

Lo más leído