De Jong, Riqui Puig, Carles Aleñá y Arthur, el futuro del Barça

RELEVO GENERACIONAL EN EL CAMP NOU

Póker de cracks para rejuvenecer el centro del campo del Barça

Publicación:24/01/2019 - 03:43h

Actualización:24/01/2019 - 09:38h

Xavi Hernández y Andrés Iniesta abandonaron el FC Barcelona hace tiempo. Sergio Busquets cumplirá 31 años este mismo año. Desde el club, se ha trabajado para asegurar un relevo generacional a través de fichajes, que mezclarán con los cracks de la Masia

Ver calendario del FC Barcelona

En el FC Barcelona son conscientes de que las grandes estrellas del equipo están envejeciendo y que es necesaria una renovación de la plantilla para tener a punto el relevo generacional de los futbolistas que se van a ir marchando o retirando en los próximos años. Los fichajes y la Masia serán fundamentales en este proceso.

Hay que tener en cuenta que, durante la última década, el FC Barcelona ha vivido los años más gloriosos de su historia en cuanto a títulos, por lo que habrá que ser muy cuidadoso en el proceso de elección de sustitutos para la transición entre los que están y los que asumirán los galones en un futuro. Esta renovación está en proceso desde hace tiempo.

Por el momento, el centro del campo es la demarcación que más cambios está sufriendo. Xavi Hernández y Andrés Iniesta, los dos mejores centrocampistas de la historia del FC Barcelona y probablemente de la historia del fútbol, ya no están en la plantilla. Ninguno de los dos volverán ni tampoco aparecerán jugadores parecidos, por lo que hay que buscar futbolistas jóvenes de perfil lo más similar posible.

De Jong y Arthur, talento de fuera

Desde hace meses, en el FC Barcelona tienen claro que Frenkie de Jong es uno de los jugadores destinados a dirigir el timón del centro del campo durante los próximos años. Es por ello que no se ha reparado en gastos para asegurarse de que este futbolista defenderá los colores azulgranas. Este miércoles, se ha anunciado su fichaje para el próximo verano.

El Barça pagará 75 millones de euros fijos más otros 11 en concepto de variables. Una cantidad muy elevada, pero que tal vez acabe saliendo barata por la calidad de este crack de 21 años. Reune todas las virtudes que se buscan en el Camp Nou: es un futbolista tácticamente muy inteligente, tiene pulmones para hacer un despliegue físico importante, capacidad de conducir el balón y mucha precisión y serenidad para entregar la pelota.

Otro de los fichajes clave para el futuro es Arthur Melo, que llegó el pasado verano procedente del Grémio de Porto Alegre y, en apenas unos meses en el Camp Nou, ha demostrado que tiene un talento fuera de lo común. En poco tiempo, puede ser uno de los referentes a nivel mundial y, de hecho, ya es considerado fundamental en el once de gala para Ernesto Valverde.

El centrocampista brasileño tiene 22 años y se prevé que sea el 'jefe' del centro del campo a lo largo de la próxima década. Su capacidad para elaborar el juego, su visión, su precisión y su serenidad con la pelota le convierten en un activo vital para el futuro. De esos centrocampistas con 'ADN Barça' que apenas se encuentran y, que si los hay, suelen salir a precios prohibitivos. Los 31 millones en invertidos en él ya empiezan a parecer calderilla.

Aleñá y Riqui Puig, los cracks de la Masia

La Masia también es fundamental para renovar el centro del campo del FC Barcelona manteniendo la esencia que ha caracterizado al equipo durante las últimas décadas. La cantera culé es una gran fábrica de talento y la nueva generación de jóvenes futbolistas ofrece alternativas muy interesantes para el futuro del primer equipo.

El primer nombre destacable es el de Carles Aleñá, que esta temporada ya se ha convertido, a todos los efectos, en jugador de la primera plantilla. El centrocampista nacido en Mataró ya ha dejado muestras de su gran clase con actuaciones destacadas, participando activamente en todas las competiciones. Solamente tiene 21 años y es una de las grandes perlas de la Masia, por lo que tiene un hueco importante en la planificación culé.

Otro de los futbolistas en los que está depositada la esperanza del barcelonismo es Riqui Puig, un jugador que todavía está verde para el fútbol profesional pero que, en poco tiempo, puede convertirse en un futbolista de primer nivel mundial. Su estilo es el del típico mediocentro 'bajito' de la Masia pero con una técnica descomunal y ya deslumbró en Copa del Rey.

Ambos son futbolistas espectaculares a los que hay que mimar y cuidar muy bien para que su progresión no se estanque. Tanto Aleñá como Riqui Puig tienen potencial para triunfar y, junto a jugadores como Arthur o De Jong pueden crear una sociedad histórica en el centro del campo. Es cierto que Xavi e Iniesta no volverán, pero desde el Camp Nou se buscan soluciones.