Leo Messi en un partido del Barça en LaLiga | FCB

CLAVE PARA GANAR TÍTULOS

La solución para que el Barça de Setién sea más peligroso en ataque

Publicación:2/03/2020 - 16:09h

Actualización:2/03/2020 - 16:09h

El Barça de Quique Setién ha ganado mucho en posesión, pero le cuesta mucho generar peligro porque está atascado en ataque. El técnico necesita una solución para aprovechar el talento de Leo Messi y el dominio de los partidos

Entradas para los partidos del FC Barcelona

El FC Barcelona perdió el Clásico del Santiago Bernabéu en un duelo con dos partes muy diferenciadas. En la primera, poco a poco se fue imponiendo y arrinconó al Real Madrid, aunque no aprovechó sus oportunidades para situarse por delante en el marcador. En la segunda, también tuvo ocasiones, pero las perdonó igualmente y sucumbió ante un adversario al que le bastó con presión elevada, intensidad y corazón para ganar.

La estrategia de Zinedine Zidane para frenar a los culés no es nueva, y ya la han utilizado numerosos rivales esta temporada. En relación a Ernesto Valverde, el conjunto de Quique Setién ha mejorado sus cifras de posesión, pero sigue teniendo problemas para derribar las murallas que habitualmente le proponen. Lo hicieron los blancos, también el Napoli, y otros muchos en los últimos meses les han anulado a base de orden.

El ataque de los catalanes se ha quedado romo porque no hay nadie que desequilibre, y porque Leo Messi no puede construir y finalizar a la vez. Los adversarios suelen optar por una retaguardia formada por cuatro hombres, y ante las embestidas barcelonistas sitúan pocos metros por delante a otra de cuatro o cinco, dejando apenas uno o dos delanteros descolgados. El problema, precisamente, es que nadie les crea problemas.

Sin Luis Suárez, el carril central queda libre, lo que hace mucho más sencillo que los oponentes frenen a los azulgrana y bloqueen al '10', que se ve rodeado por centrocampistas, laterales e incluso centrales que salen a 'morderle'. Antoine Griezmann, todavía sin adaptarse, se suele perder en carreras hacia arriba y hacia abajo, no encuentra los huecos y no hay nadie más que los busque. Frenkie de Jong y Arthur adelantan su posición pero no son especialistas, y el desgaste de un todoterreno como Arturo Vidal aporta alternativas pero, desde luego, no profundidad.

La clave, pese a las reservas de un míster preocupado por las lesiones, es apostar por la verticalidad de Ansu Fati y/o Martin Braithwaite, que poseen ese factor diferencial que, en parte, les hace similares al uruguayo. Si las defensas contrarias tienen la preocupación de tapar a un delantero que les busca las espaldas, ya no disponen de tanta libertad para salir hacia adelante y agobiar a los 'jugones' del Barça en la creación.

El Barça debe buscar un equilibrio esencial

Como comprobó Valverde y también ha notado Setién, el Barça es algo más frágil con el 4-3-3, pero es un riesgo que hay que correr para ganar si no se logra mejorar la efectividad. Cuesta generar ocasiones y hay que meterlas en cuanto se pueda, ya que si no, como pasó en el Clásico, tanto perdonar se acaba pagando. Hace falta que regresen los lesionados y habrá que reformar en profundidad la plantilla, pero para pelear por la Champions y LaLiga hay que tirar con lo que hay. Y sin arietes molestando arriba, este no es un equipo capaz de hacer daño a nadie.

Próximo partido del FC Barcelona

La Liga | Jornada 34
Villarreal
FC Barcelona

Villarreal CF - FC Barcelona

Domingo, 5 de julio de 2020 22:00h
Estadio de la Cerámica
Calendario FC Barcelona
Hoy destacamos

Lo más leído