Faubert, el peor fichaje de invierno

EL BARCELONA, PROTAGONISTA

Los cinco peores fichajes de invierno de la historia del fútbol

Publicación:14/01/2019 - 14:40h

Actualización:14/01/2019 - 16:16h

El mercado de fichajes abre cada año durante un mes en invierno. Se trata de enero, por lo que todavía quedan unos días para que los equipos que quieran reforzarse lo hagan. No obstante, hay una larga lista de fracasos en este periodo

Ver calendario del FC Barcelona

El mercado de fichajes de invierno era, hace unos años, una ventana de traspasos a la que apenas se hacía caso a no ser que fuese por alguna urgencia, por lesiones o por casos muy específicos. El gran grueso de la planificación deportiva se ejercía en verano, dejando los grandes fichajes para julio y agosto.

En las últimas temporadas, el número de fichajes importantes en invierno se ha multiplicado y, en la presente campaña, podrían producirse operaciones a gran escala. No obstante, si echamos la vista atrás, vemos que algunos de los traspasos que se produjeron en esta época acabaron siendo grandes fracasos históricos.

Uno de ellos fue el de Julian Faubert por el Real Madrid en enero del año 2009. El extremo francés, cedido por el West Ham, debía reforzar la banda derecha del equipo que dirigía Juande Ramos, pero solamente jugó 60 minutos en dos meses. El fichaje fue un desastre absoluto, siendo noticia por lo extra deportivo: se saltó un entreno porque pensaba que tenía fiesta y se quedó dormido en el banquillo durante un partido.

No fue el único fichaje desastroso del Real Madrid en invierno, destacando también el de Thomas Gravesen. Su caso no fue tan extremo como el de Faubert, pero el mediocentro danés fue más conocido por su agresividad y sus violentas reacciones que por su fútbol, realmente pobre para un equipo como el Real Madrid.

El FC Barcelona tampoco se libra de la quema en cuanto a fichajes que fracasaron. Especialmente llamativo fue el de Emmanuel Amunike en 1997, que había sido importante en Nigeria pero que apenas jugó en el Camp Nou. Winston Bogarde, defensa holandés que llegó en 1998, también fue otro de los fracasos invernales culés.

Otro caso distinto es el de Fernando Torres, que había triunfado con el Liverpool y que llegaba al Chelsea en enero de 2011 para ser la nueva estrella 'blue'. Hasta 60 millones de euros pagaron los londinenses por él, que en ese momento era una verdadera barbaridad. No obstante, solamente marcó un gol en los siguientes seis meses. En las temporadas posteriores, mejoró sus registros. Se trata de un fichaje que merece el puesto en este 'TOP' por su precio y el 'boom' que supuso.

Los 5 peores fichajes de invierno

  • 1. Julien Faubert (Real Madrid), 1,5 millones, cesión
  • 2. Emmanuel Amunike (FC Barcelona), 3 millones
  • 3. Fernando Torres (Chelsea), 58 millones
  • 4. Antonio Cassano (Real Madrid), 30 millones
  • 5. Winston Bogarde (FC Barcelona), 4,8 millones
Hoy destacamos

Lo más leído