Arturo Vidal en un lance de juego con Varane / Foto: Twitter FCB

EL CHILENO SIEMPRE QUIERE MÁS

Arturo Vidal casi la lía: El chileno volvió a enfadarse cuando fue sustituido

Publicación:2/03/2020 - 22:15h

Actualización:2/03/2020 - 22:16h

Arturo Vidal fue una de las sorpresas en el once de Setién en el Clásico. El chileno no estuvo mal, pero en la segunda parte el técnico decidió sustituirle por Braithwaite. El cambio le sentó mal al medio, que se fue contrariado al banquillo

Entradas para los partidos del FC Barcelona

Quique Setién decidió poner en el Clásico un once muy parecido al que puso ante el Nápoles en la ida de los octavos de final de la Champions League. Jordi Alba, recuperado para la causa justo a tiempo, entró por Junior Firpo, mientras que en el centro del campo jugó Arthur Melo por Ivan Rakitic. El resto fueron los mismos que en San Paolo, pero igual que sucedió en Italia con los napolitanos, el Madrid también salió con vida ante ellos.

De hecho, los blancos ganaron por 2-0 y recuperaron el liderato de LaLiga. Fue un encuentro de contrastes en el que los azulgrana dominaron en la primera parte, pero se vieron bastante superados en la segunda. La presión tan alta planteada por Zinedine Zidane surtió efecto y el Barça perdió muchas pelotas saliendo desde atrás. Los catalanes estaban embotellados en su propio campo y Setién decidió cambiar el sistema metiendo a Martin Braithwaite.

El danés entró por Arturo Vidal, que fue titular una vez más y también una vez más se fue al banquillo con cara de pocos amigos. El chileno, que no estaba jugando mal, se marchó del campo contrariado y negando con la cabeza el cambio de su entrenador en el minuto 69 del segundo tiempo. El resultado entonces era todavía de 0-0, pero la sensación era que el Madrid estaba mucho más cerca del gol de la victoria que el Barcelona.

La salida del de San Joaquín permitió a los barcelonistas estirarse más, también hizo que los blancos se sintieran más cómodos tras el 1-0. Todo pudo cambiar si el recién entrado Braithwaite llega a marcar tras irse con facilidad de Marcelo, pero Courtois lo evitó con una gran parada en el uno contra uno. Prácticamente en la jugada siguiente, Vinicius recibió un gran pase al hueco de Toni Kroos, ganó línea de fondo y casi en el área pequeña le pegó para que Piqué desviase y batiera a Ter Stegen.

Si Vidal hubiese estado en el campo, quizás el delantero brasileño no hubiera recibido tan cómodo como lo hizo con el marcaje de Braithwaite, que le siguió con la mirada. El chileno vio esta jugada desde el banquillo, más calmado después del cabreo que tuvo tras la sustitución. Ya hace unas semanas, el de San Joaquín se molestó tras saltar al campo en el minuto 85 contra el Getafe en el Camp Nou. Con Valverde también protagonizó varios episodios de este estilo y lo normal es que vuelva a suceder en el futuro.

Vidal está acostumbrado a jugarlo todo

El centrocampista lleva toda su carrera siendo indiscutible en todos los equipos en los que ha estado. En el Bayer Leverkusen, en la Juventus de Turín y en el Bayern de Múnich fue un fijo y se convirtió en uno de los grandes medios de Europa. En el Camp Nou nunca ha tenido ese rol de titularísimo y siempre ha pedido más. Él quiere ser clave y le gustaría jugarlo todo, pero en el Barça eso no es posible. Setién va a tener que convencerle de que será importante, pero no tanto como lo venía siendo en anteriores clubes. De momento, sus enfados no han ido a mayores, pero gestos así podrían ser perjudiciales para el grupo si siguen dándose con cierta asiduidad.

Próximo partido del FC Barcelona

La Liga | Jornada 36
Valladolid
FC Barcelona

Valladolid - FC Barcelona

Sábado, 11 de julio de 2020 19:30h
Estadio José Zorrilla
Calendario FC Barcelona
Hoy destacamos

Lo más leído