Leo Messi en un RCD Espanyol-Barça en LaLiga

SU CONEXIÓN, DESACTIVADA

El Espanyol 'rompió' el tridente del Barça en el RCDE Stadium

Publicación:5/01/2020 - 23:26h

Actualización:5/01/2020 - 23:26h

El Espanyol logró detener al Barça en el derbi de LaLiga en el RCDE Stadium, y una parte de su éxito se basó en el trabajo defensivo. Los 'pericos' consiguieron 'romper' la conexión del tridente azulgrana

Entradas para los partidos del FC Barcelona

El FC Barcelona estrenó el 2020 en LaLiga con mal pie, porque tropezó en el RCDE Stadium contra el colista. El Espanyol se adelantó muy pronto y no se rindió ni siquiera cuando su adversario consiguió remontar, algo que, tras la expulsión de Frenkie de Jong, le valió para salvar un empate sobre la bocina en uno de sus últimos arreones. A pesar de su logro, ese no fue el único mérito que hay que apuntarle al equipo de casa.

Si de algo puede presumir Abelardo en su estreno como técnico 'perico' es de haber 'roto' al tridente azulgrana, que vio minimizada su influencia después de varias jornadas con protagonismo creciente. Leo Messi y Luis Suárez se entienden desde hace años a las mil maravillas, pero el recién llegado Antoine Griezmann, en plena fase de adaptación, también estaba dejando atrás sus problemas y sonriendo con más frecuencia.

En el total del partido, los tres cracks apenas conectaron entre ellos en 17 ocasiones, y ninguna acabó en gol. El uruguayo, el más inspirado porque acabó con un tanto y una asistencia, recibió un pase definitivo de Jordi Alba con el que logró devolver las tablas al marcador, y poco más tarde fue él mismo quien sirvió un centro al segundo palo para que Arturo Vidal, que suele dejarse caer por esa zona, definiera con la testa.

Las estadísticas que proporciona la compañía de análisis deportivo 'OPTA' son claras, y subrayan el aislamiento al que se vieron sometidos los delanteros barcelonistas. La sociedad Messi-Griezmann fue la que mejor funcionó, y quedó limitada a nueve combinaciones. Del argentino salieron cinco envíos para el francés, y este le correspondió con cuatro intervenciones que acabaron el esférico a su disposición.

Peor lo tuvo un Suárez que tuvo que buscar alternativas, porque los caminos hacia el '10' y el '17' estaban tapados. El de Macon solamente le encontró dos veces, y en la única que lo hizo el de Rosario, Diego López paró el zurdazo del charrúa. El de Salto cedió el balón al galo en tres ocasiones, mientras que pudo dejárselo al capitán en dos. Demasiado poco para una línea determinante en las opciones de victoria del equipo.

El Barça necesita ser protagonista con y sin balón

A pesar de los numerosos toques de atención, el Barça no consigue mejorar, y necesita urgentemente ser protagonista con y sin balón. En un mal que se acentúa fuera de casa, los azulgrana no logran afilar sus posesiones, que se convierten en un rondo con mucho toque y poca verticalidad en los metros finales. Además, la presión tras pérdida es pobre y desordenada, lo que facilita que la intensidad de los rivales la supere a menudo.

Próximo partido del FC Barcelona

Champions League | Vuelta
FC Barcelona
Nápoles

FC Barcelona - Nápoles

Sábado, 8 de agosto de 2020 21:00h
Estadio Camp Nou
Calendario FC Barcelona
Hoy destacamos

Lo más leído