Antoine Griezmann, durante el Osasuna-Barcelona

SIN INCIDENCIA ANTE ATHLETIC Y OSASUNA

Griezmann, desapercibido fuera de casa

Publicación:1/09/2019 - 21:19h

Actualización:1/09/2019 - 21:19h

Antoine Griezmann tuvo un papel determinante en el Camp Nou contra el Betis, pero en los partidos fuera de casa ante Athletic y Osasuna pasó desapercibido

Entradas para los partidos del FC Barcelona

Antoine Griezmann fue la gran apuesta del FC Barcelona de cara a la presente temporada. Los azulgranas, conscientes de que Philippe Coutinho no funcionaba, optaron por retomar el interés en el delantero francés para incrementar el potencial ofensivo, que dependía demasiado de la capacidad goleadora de Luis Suárez y Leo Messi.

Con la ausencia del argentino y del uruguayo por lesión -además de la de Ousmane Dembélé- se esperaba que Antoine Griezmann tomase protagonismo en la delantera del FC Barcelona. Su debut liguero como azulgrana fue en San Mamés, contra el Athletic Club, y sus apariciones fueron poco determinantes y en cuentagotas, tanto jugando de extremo como de ariete.

En dicho partido, le acompañaron Luis Suárez y Dembélé, pero en el de la segunda jornada, en el Camp Nou contra el Real Betis, no los tuvo por lesión, siendo acompañado por Rafinha Alcántara y Carles Pérez. Fue entonces cuando Griezmann brilló y sí fue decisivo con dos auténticos golazos que pusieron ilusión en su figura de líder en ausencia de Messi.

Pero entonces al FC Barcelona le tocó visitar el Sadar para enfrentarse a un Osasuna guerrillero y Griezmann, lejos del Camp Nou, volvió a desaparecer. El francés apenas tuvo incidencia en el juego ni presencia en el área para rematar, cediendo el protagonismo a jugadores como Ansu Fati o Carles Pérez, que tuvieron que aparecer ante la inoperancia del francés.

Griezmann no es '9'

En ausencia de Luis Suárez, Griezmann se ve obligado a actuar como hombre de referencia, algo que no beneficia a su juego, más creativo y asociativo. Contra Osasuna, participó poco en el juego, evidenciando que necesita tener a un jugador como el uruguayo por delante para ganar en influencia.

Contra el Betis, funcionó bien como delantero centro gracias a los espacios que se encontró entre líneas. Sin embargo, en un partido de mucho menos espacio como el de Osasuna y en un campo más reducido de dimensiones, Griezmann necesita jugar por detrás de otro punta para poder entrar más en juego y generar él mismo los espacios.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.