Ousmane Dembélé en un partido de pretemporada del Barça

PASO AL FRENTE

El momento de Dembélé: Tiene que consolidarse en el Barça

Publicación:12/08/2019 - 23:53h

Actualización:12/08/2019 - 23:53h

Ousmane Dembélé afronta su tercera temporada en el Barça con más ganas e ilusión que nunca. El francés tiene que consolidarse en el conjunto azulgrana y se le pide que este año de un paso al frente

Entradas para los partidos del FC Barcelona

Ousmane Dembélé llegó al FC Barcelona hace dos veranos para ser, a falta de Coutinho, el sustituto de Neymar Jr en el extremo izquierdo. El francés costó más de 100 millones de euros en un traspaso récord por ese entonces para los culés. En el Borussia Dortmund había brillado y había demostrado ser uno de los jóvenes con más proyección del mundo, con lo que las expectativas eran altas.

El primer año del galo en el Barça no fue tan bien como se esperaba y las lesiones y su carácter le impidieron rendir a su mejor nivel. Dejó destellos de calidad, pero en general no estuvo a la altura y su curso fue muy irregular. Se esperaba que la pasada temporada fuese la suya y lo cierto es que empezó jugando a gran nivel, pero al final se vino abajo por culpa de las lesiones.

Su físico ha sido su principal problema en el Barcelona y quiere ponerle remedio a eso. Esta pretemporada empezó a entrenarse una semana antes de lo que le tocaba para preparar un año que apunta a ser decisivo para él y su futuro en el Barça. Dos años de adaptación ya son más que suficientes y este curso debe ser el de su explosión definitiva en el Camp Nou.

La afición quiere ver al mejor Dembélé y él espera estar a la altura. Antoine Griezmann parecía quitarle el sitio de manera definitiva e incluso se rumoreó que podía marcharse, pero eso solo ha provocado que el francés tenga aún más ganas de triunfar. Ousmane se ha puesto las pilas con la llegada de su compatriota y quiere consolidarse en el Barça de una vez por todas.

En pretemporada se le ha visto eléctrico, fuerte y con muchísimas ganas de agradar. Sigue estando tan impreciso como siempre en sus entregas y en sus finalizaciones, pero lo compensa con su velocidad y desborde. Hay muy pocos jugadores en el mundo tan rápidos y tan imprevisibles como él, y eso es algo que debe aprovechar. Si trabaja su físico, se cuida más y se centra en el fútbol, podría llegar a convertirse en uno de los mejores del mundo.

Ese es el objetivo del extremo, triunfar en el Camp Nou y ser uno de los mejores de Europa. Para ello tendrá que consolidarse antes como un futbolista importante y decisivo del Barça, algo que hasta el momento no ha logrado. La nueva competencia de Griezmann podría hacer que reaccione y esté a su mejor nivel. Falta por ver, eso sí, qué pasará con él y con su rol si llega finalmente Neymar. Con el brasileño podría tener menos oportunidades, pero hasta que no llegue ese momento, Dembélé solo piensa en rendir y dar lo mejor de sí mismo.

Buen nivel en pretemporada

La pretemporada del futbolista ha sido notable. Sigue con sus clásicas imprecisiones, pero físicamente se le ha visto a su mejor nivel. Contra el Nápoles, de hecho, marcó por fin su primer tanto en la preparación. El extremo condujo, se fue por velocidad y marcó con un gran derechazo. Además, asistió a Luis Suárez en el segundo tanto del charrúa. Será titular en San Mamés junto al uruguayo y a Griezmann y se espera que esté a buen nivel.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.