Los jugadores del Real Madrid celebran un gol en LaLiga

MÁS CONFIANZA PARA LOS DE SANTIAGO SOLARI

Benzema lidera a un Real Madrid que coge carrerilla contra el Espanyol (2-4)

Publicación:27/01/2019 - 22:46h

Actualización:27/01/2019 - 22:53h

No está siendo su mejor temporada, pero el Real Madrid está aparcando sus penas a base de victorias. Con una gran actuación de Karim Benzema, los blancos se impusieron a un RCD Espanyol intermitente, en un duelo que acabó con goleada 'merengue' en LaLiga

Ver calendario del FC Barcelona

Hace apenas unos días era noticia por una crisis que no parecía tener fin, pero poco a poco el Real Madrid va despertando y da leves síntomas de mejoría. Apoyados en estrellas como Karim Benzema, Sergio Ramos o Luka Modric, los blancos empiezan a recuperar confianza, y lo demostraron goleando a un RCD Espanyol intermitente que se quedó corto en el RCDE Stadium.

Y es que en la Ciudad Condal empezaron los catalanes con un tiro en el pie, porque dejaron meterse al croata hasta la cocina sin oposición y, obviamente, su internada acabó en disgusto. El primer disparo lo rechazó Diego López con apuros, pero el rebote cayó a los pies de un Benzema que no perdonó para poner el 0-1 en el minuto 4.

En el partido sólo había un dominador, y se iba a crecer aún más con una diana de Ramos. El camero volvió a gustarse en un saque de esquina, y aunque se marchó 'tocado' al descanso, tuvo tiempo para dejar su huella en el marcador. A punto estuvieron de aparecerse los fantasmas 'merengues' cuando recortó Leo Baptistao, porque Modric desapareció y los locales empezaron a buscar el empate.

Pero en otro momento de duda emergió una vez más Karim, que encaró desde la banda izquierda, combinó con el efervescente Vinicius y aprovechó un balón muerto en el área -que de nuevo retrató a la defensa- para poner tierra de por medio en el electrónico. 1-3 al descanso, y la sensación de que no había demasiado que temer.

El Madrid sentencia antes de un final revuelto

Y en la reanudación se dedicó el Madrid a jugar con la desesperación del Espanyol, una estrategia que recogió el premio cuando Gareth Bale marcó sobre la hora de juego. Tuvo que revisar el VAR en busca de una presunta falta a Leo Baptistao, pero no la había y la acción entre Lucas Vázquez y el galés en el interior del área grande fue validada por los asistentes.

Hubo un último arreón blanquiazul cuando se expulsó a Raphaël Varane tras una ligera zancadilla a Pablo Piatti -era el último hombre-, pero apenas bastó para que Roberto Rosales estrechara distancias. Los de Santiago Solari se atrincheraron atrás y esperaron pacientemente al pitido final, para darse una alegría en LaLiga antes de certificar su pase a semifinales en la Copa del Rey.

Hoy destacamos

Lo más leído