El FC Barcelona, celebrando uno de los goles en El Madrigal

VILLARREAL 2-2 FC BARCELONA

El Barça desperdicia una ventaja de oro, pero es aún más líder (2-2)

Publicación:20/03/2016 - 15:30h

Actualización:20/03/2016 - 18:22h

El FC Barcelona desperdició una ventaja que podría haber servido para sentenciar definitivamente la Liga BBVA 2015-16 tras la derrota el pasado sábado del Atlético. A pesar de ello, el empate sirve a los de Luis Enrique para ser todavía más líderes

Entradas para los partidos del FC Barcelona

Luis Enrique, pese a ser consciente de que Luis Suárez se perdería el Clásico de Liga BBVA contra el Real Madrid en el Camp Nou si veía la cartulina amarilla, decidió alinear al delantero uruguayo en El Madrigal, dando al partido contra el Villarreal la importancia que merecía. Y es que el Barça no se enfrentaba este domingo contra un rival cualquiera -ni mucho menos-, sino contra uno de los mejores equipos de la competición como local. El "submarino amarillo" demostró pronto su bravura y valentía contra el mejor equipo del momento, protagonizando la primera ocasión peligrosa del partido en el minuto 2. Bakambu superó sin demasiados problemas a Sergi Roberto, progresando por la banda izquierda y sacándose de la manga un centro que fue rematado por Denis Suárez, tocando la pelota al palo y paseándose ligeramente por la línea de gol hasta que Claudio Bravo consiguió atajarla. Fue también la primera jugada polémica del encuentro, dado que en la acción Jordi Alba recibió un duro golpe de espaldas con un adversario que el colegiado, Sánchez Martínez, decidió no sancionar con falta en ataque pese a las protestas culés.

Superado el susto inicial, el FC Barcelona empezó a presionar arriba y a adelantar ligeramente la línea de la defensa, con el objetivo de alejar el peligro de su área propia dada la peligrosidad de Bakambu, Soldado y Denis Suárez en el flanco de ataque del Villarreal, muy activos durante los primeros minutos de juego. En el minuto 6 de partido, Claudio Bravo volvió a salvar una nueva oportunidad del ariete congoleño, que se sacó un remate complicado casi sin ángulo sin sorprender al meta chileno, bien colocado para ahuyentar el peligro una vez más. Los de Marcelino García Toral estaban ofreciendo un juego directo y vertical, además de efectivo. Tras las dos primeras ocasiones claras, el FC Barcelona decidió poner pausa al encuentro y empezar a acumular posesiones largas en el centro del campo y la zona de tres cuartos de cancha, consciente de que durante los primeros minutos prácticamente todo habían sido aproximaciones al área contraria por parte de los dos equipos.

El Barça pausa el partido y Rakitic estrena el marcador

Con el paso del tiempo, el tridente formado por Neymar Jr, Leo Messi y Luis Suárez empezó a carburar aprovechando los espacios que dejaba atrás el Villarreal, aunque lo cierto es que las intentonas de contraataque de la "MSN" tampoco llegaron a buen puerto durante el primer cuarto de hora de partido, estando muy atentos los centrales Eric Bailly y Víctor Ruiz a la hora de amortiguar las pequeñas avalanchas del FC Barcelona. Ivan Rakitic probó suerte desde fuera del área con un disparo que se marchó desviado, pero más allá de eso al Barça le costaba elaborar juego de combinaciones debido a la intensidad del conjunto local. Leo Messi volvió a probarlo también desde fuera del área, pero su tiro se fue ligeramente por encima de la portería de Asenjo. El Villarreal estaba tuteando al Barcelona sin miedo y acumulaba las oportunidades más destacadas de gol, al tiempo que Arda Turan y Gerard Piqué vieron dos cartulinas amarillas el primero por una dura entrada y el segundo por una mano dudosa. El partido, en cualquier caso, iba decantándose poco a poco hacia el bando azulgrana a medida que Neymar, Messi y Rakitic entraban en contacto con el balón.

Era previsible, además, que el Villarreal no pudiera aguantar el intenso ritmo competitivo durante demasiados minutos seguidos, teniendo en cuenta el esfuerzo que realizaron los valencianos en UEFA Europa League el pasado jueves en la vuelta de octavos contra el Bayer Leverkusen. De ahí que, por fortuna para los intereses culés, el FC Barcelona fuera el equipo que estrenó el marcador en el minuto 20. Una falta al borde del área del Villarreal, algo lejana, sirvió para que Leo Messi centrara el balón al área y Sergio Asenjo protagonizara una mala salida, dejando el balón sin dueño. Luis Suárez la mandó para atrás y Rakitic recogió la asistencia, enviando el esférico al fondo de la portería con un tiro raso y potente. El Barça se había puesto por delante en el marcador, pero no por ello amainó el buen juego del Villarreal. En el minuto 23 llegó la polémica del partido. Gerard Piqué, que con una amarilla se fue al piso para intentar frenar un contraataque de Denis Suárez, rebañó el balón con el brazo ante la pasividad del juez de línea, que no vio nada y permitió que el central culé saliera beneficiado de la jugada, sin recibir lo que habría sido una segunda amarilla.

Neymar sentencia con un penalti a lo Panenka

El FC Barcelona tuvo suerte en dicha acción y Marcelino fue finalmente quien se marchó expulsado por protestarla, pero todo eso no distrajo a ninguno de los dos equipos ni enturbió el buen juego visto hasta el momento. Claudio Bravo tuvo que salir de su área para abortar un nuevo contraataque de Bakambu, solventando la situación complicada para el Barça. La primera media hora de partido había transcurrido en apenas un suspiro, pero el 0-1 de esos momentos ponía al Barcelona prácticamente como virtual campeón de Liga BBVA, con los culés muy motivados en conseguir el triunfo para acabar de sentenciar la competición de la regularidad. Arda Turan estuvo demasiado espeso en las combinaciones y a la hora de desmarcarse para ofrecer líneas de pase saludables, y posiblemente fue esa una de las razones por las que Messi, Suárez y Neymar recibieron menos balones de los habituales arriba, sin muchas opciones de desbordar y sorprender a los defensores rivales.

A base de posesiones largas, el FC Barcelona logró enfriar el partido encomiándose al control de balón y el orden ofensivo durante el último cuarto de hora de la primera mitad. Leo Messi y Neymar Jr eran quienes intentaban realizar jugadas de funambulista al borde del área rival, marchándose de varios rivales, pero siempre habían jugadores "groguets" para apagar la bombilla del Barça en ataque. Pese a ello, el hecho de tener durante casi todo el tiempo el balón en la zona de tres cuartos permitía a Claudio Bravo vivir más tranquilo bajo palos, sin que el Villarreal lograra acercarse tanto como lo había hecho a lo largo de los primeros minutos. Mascherano y Piqué estuvieron muy atentos en todo momento a la hora de cortocircuitar los contragolpes de los locales, dotando al partido de un equilibrio que no había tenido hasta entonces. El Villarreal, sin embargo, tuvo una clarísima oportunidad tras un pase de la muerte de Soldado al que por muy poco no llegó Bakambu, con Bravo ya "vendido". En la jugada posterior, el Barça hizo daño y sentenció prácticamente el encuentro. Un buen contraataque llevado por la "MSN" terminó con un dudoso penalti de Asenjo a Neymar, pitado por el árbitro. El guardameta consiguió arrebatar el balón de las piernas al brasileño, a pesar de que también hubo contacto con el jugador del Barça. Al final, el resultado fue un golazo de Neymar Jr al "estilo Panenka", burlándose así de los penaltis fallados en otros partidos.

El Barça se relaja y el Villarreal reduce distancias

El FC Barcelona salió al césped en la segunda mitad con la voluntad de gestionar esfuerzos, tocando y tocando en el centro del campo y sin tener ninguna prisa a la hora de resolver las jugadas. El equipo descansaba con el esférico y, a la vez, desgastaba a un Villarreal que no dejaba de correr detrás de la pelota, sin oportunidad en la mayoría de ocasiones de recuperar la posesión. Sergio Busquets dotaba de un gran equilibrio al conjunto blaugrana y ejercía además de metrónomo a la hora de distribuir el balón de un lado a otro, con Rakitic y Arda Turan como escuderos. El Villarreal ya no ofrecía la misma intensidad que antes en la presión de balón, y el Barça no tenía problemas en sacar -a base de calidad- la pelota desde atrás. En el minuto 9 de partido, sin embargo, un buen disparo desde fuera del área de Trigueros puso en apuros a Claudio Bravo, aunque el balón por fortuna se marchó fuera después de que el disparo rozase la escuadra derecha. A los diez minutos de la segunda mitad, Luis Enrique movió el banquillo y sacó del campo a Piqué y Arda Turan, ambos con tarjeta amarilla, para colocar a Mathieu y Dani Alves, moviendo a Sergi Roberto al centro del campo.

Sin embargo, el brasileño y el francés no salieron con la intensidad necesaria y eso lo aprovechó el Villarreal para volver a enchufarse al partido. Trigueros conectó con Denis Suárez y el mediapunta gallego generó un peligroso disparo, repelido por Bravo. Bakambu recogió el rechace y envió el balón al fondo de las mallas, reduciendo distancias en el marcador y colocando al Villarreal muy dentro del partido. Tanto, que a partir de ahí el partido se transformó en una avalancha de ocasiones a favor del Villarreal. El Barça perdía balones y no estaba acertado a la hora de despejar el peligro, cosa que aprovecharon los locales para asediar la portería de Bravo a base de remates de cabeza y varios tiros peligrosos. El FC Barcelona se había relajado con el 0-2 y tras los dos cambios, y lo había pagado caro perdiendo una ventaja de oro.

El Villarreal empata y el Barça pierde una ocasión de oro

Tan mal estuvo el Barça en ese tramo de partido y tan enchufado el Villarreal, que la balanza terminó por equilibrar las fuerzas con el segundo gol del Villarreal, obra de Jeremy Mathieu en propia puerta a la salida de un córner. Roberto Soldado peinó el balón y éste tocó en el brazo del central francés, depositándose en el fondo de la portería de Claudio Bravo y poniendo las tablas en el marcador a falta de menos de media hora para el final. El FC Barcelona había perdido el control y el resultado final del encuentro estaba claramente en el aire. Antes de que el Villarreal empatara, Neymar Jr había tenido una clara ocasión de gol, pero Asenjo había realizado el paradón de la jornada estirándose para desviar el disparo del brasileño a córner. El empate posterior, sin embargo, despertó a la "MSN", que empezó a participar más en el juego combinativo y a poner en jaque a la defensa de los de Marcelino García Toral. Sergi Roberto probó un disparo desde fuera del área en el minuto 69, pero la pelota se marchó desviada. Tres minutos después, un remate de cabeza de Rakitic estuvo a punto de convertirse en el tercer gol del Barça, pero Asenjo estuvo muy atento para repeler de nuevo el peligro.

En el último cuarto de hora de encuentro, el FC Barcelona apretó e intentó poner asedio a la portería de Sergio Asenjo, consciente de que la victoria le daría un impulso esencial en Liga BBVA 2015-16, colocando once puntos de ventaja con respecto al Atlético de Madrid. El Villarreal, sin embargo, no daba su brazo a torcer y se defendía con uñas y dientes. Ivan Rakitic era sin duda el mejor jugador del FC Barcelona en cuanto a rendimiento sobre el césped, estando en todas partes y equilibrando el centro del campo culé, aunque de momento eso no era suficiente para un Barça en el que Messi, Neymar y Luis Suárez no estaban lo suficientemente conectados como para sentenciar el partido. Rakitic tuvo una nueva oportunidad clara tras un mal rechace de Asenjo, pero su volea desde fuera del área se marchó demasiado desviada, sin ver portería. Al final, el Barça perdió dos puntos en El Madrigal contra un competitivo Villarreal. A pesar de ello, sin embargo, es ahora más líder que nunca, con nueve puntos de ventaja sobre el Atlético. 

Ficha técnica del partido: Villarreal 2-2 FC Barcelona

FC Barcelona, 2: Bravo; Sergi Roberto, Piqué (Mathieu, 54'), Mascherano, Alba; Busquets, Rakitic, Arda (Alves, 56'); Neymar, Messi y Suárez.

Villarreal, 2: Asenjo; Mario, Bailly, Ruiz, Rukavina; Castillejo, Bruno, Trigueros, Denis (Pina, 74'); Soldado (Baptistao, 83') y Bakambu (Adrián, 71').

Goles del partido: Ivan Rakitic, 20'; Neymar, 41'; Bakambu, 57'; Mathieu (p.p), 63'.

Árbitro: Sánchez Martínez.

Incidencias: Partido correspondiente a la trigésima jornada de la Liga BBVA 2015-16, disputado en El Madrigal.

Próximo partido: FC Barcelona vs Real Madrid (Liga BBVA J31)

Próximo partido del FC Barcelona

Champions League | Jornada 4
Dynamo Kiev
FC Barcelona

Dynamo Kiev - FC Barcelona

Martes, 24 de noviembre de 2020 21:00h
Estadio Olímpico de Kiev
Calendario FC Barcelona
Hoy destacamos

Lo más leído