NO ASISTIÓ A LA CORONACIÓN DE LUKA MODRIC

El motivo que ha convertido en viral la ausencia de Neymar en la gala del Balón de Oro

Neymar en una rueda de prensa de la selección de Brasil
04/12/2018

Sea por el motivo que sea, Neymar siempre es noticia, y el último capítulo de su historia hace referencia a la gala del Balón de Oro. El brasileño se ha convertido en viral porque no estuvo en el evento y decidió pasar el tiempo de una forma un tanto peculiar

Este lunes, en el Grand Palais de París, Luka Modric fue galardonado con el Balón de Oro 2018, que le acredita como el mejor jugador del año tras conquistar, en los últimos meses, todos los premios individuales del curso. En la coronación del centrocampista hubo especial atención a la lista de estrellas que no asistieron al evento, con algunas decisiones que fueron muy criticadas.

En la gala sí estaba un Antoine Griezmann que fue tercero en la votación, y que dejó un 'dardo' para aquellos que decidieron no ir. El segundo, Cristiano Ronaldo, 'pasó' de nuevo de una celebración en la que no iba a ser destacado, y Leo Messi, quinto, prefirió una vez más quedarse con sus hijos y descansar de unos actos públicos que no se ha perdido en la última década.

Otra baja célebre fue la de Neymar, duodécimo clasificado y, claro está, sin la obligación de presentarse, pero convertido en una sensación en las redes por el pasatiempo que encontró mientras en Francia el fútbol se vestía de traje. Las redes sociales estallaron con la alternativa del brasileño, que ha provocado tantas críticas como risas entre los aficionados de todos los colores y equipos.

El de Sao Paulo optó por dedicar un rato a jugar al popular videojuego 'Call of Duty', y retransmitió en directo una partida en la que también estaban Thiago Silva y Marquinhos, compañeros en el PSG y en la selección. Algunos le han afeado que dada la cercanía de la ceremonia podría haberse pasado, pero también es cierto que 'France Football' recomienda y no exige que todos los finalistas acudan a su llamada.

Neymar paga las consecuencias de una temporada irregular

Más allá de su reacción, lo que está claro es que la temporada 2017-18 ha pasado factura a Neymar, que ha caído desde la tercera plaza del Balón de Oro en 2017 hasta la duodécima en 2018. Las distracciones extradeportivas, los rumores sobre su malestar en el PSG y una lesión que le dejó fuera de combate en varios momentos clave de la campaña han acabado teniendo consecuencias, algo que no impedirá que el joven vuelva a intentar conquistar un título individual que está entre sus objetivos.

Para ello podría probar a mejorar sus posibilidades cambiando de equipo, ya que los 'bleus' no le han asegurado la mejoría que prometieron cuando negociaron para su adiós al FC Barcelona. Ahora, el conjunto azulgrana vuelve a aparecer como alternativa, así como el Real Madrid y en menor medida, alguno de los grandes de la Premier League.