Los jugadores del Bayern no dan crédito tras el robo de Kassai ante el Madrid

En el Real Madrid-Bayern Munich

El Bernabéu presenció feliz el robo del siglo en Champions

Publicación:18/04/2017 - 23:48h

Actualización:19/04/2017 - 00:03h

La afición del Real Madrid se tendrá que sentir avergonzada tras el arbitraje que Viktor Kassai ha llevado acabo este martes, mediante el cual consiguió expulsar a un jugador del Bayern de Munich y dar como legales dos goles en fuera de juego de CR7

Ver calendario del FC Barcelona

El árbitro encarcado de hacer justicia en el Real Madrid-Bayern de Munich hizo todo lo contrario, una injusticia histórica que pasará a los anales de la historia del fútbol moderno. Pasará porque el húngaro dejó a lo alemanes con un jugador menos en el segundo tiempo de forma injusta y dio como legales dos tantos de Cristiano Ronaldo en claro fuera de juego.

El Santiago Bernabéu, con ello, fue testigo de uno de los mayores robos de este siglo en esta Champions League. De esos a mano armada, pues todo comenzaba al no expulsar a Casemiro por segunda amonestación tras cometer un clamoroso penalti sobre Arjen Robben. Tampoco valió otra agresión de libro al holandés para dar con él lejos del terreno de juego. 

En cambio, el húngaro se coronó mostrándole la segunda amarilla a Arturo Vidal. En esta demostró no entender el reglamento o pitar a favor del Real Madrid. Pues el chileno se lanzó al suelo a un balón dividido que se llevó antes que Marco Asensio, acabando el balear después por el suelo. No era ni falta, mucho menos cartulina que Kassai mostró. Desde entonces, el Bayern tuvo que remar con un hombre menos llegando a la prórroga.

"Dobletazo" de Kassai en el Madrid-Bayern

A todo eso hay que añadirle los últimso dos goles de Cristiano Ronaldo en claros fueras de juego. El delantero del Madrid recibió absolutamente solo dentro del área, tan solo porque la defensa bávara había lanzado el fuera de juego y el de Madeira había picado. Pero el que "picó" realmente fueron el colegiado, los linieres y el árbitro del área que, una vez más, no hizo nada. Dieron como legal su posición y le dejaron anotar el segundo gol.

Ese tanto que hundió a un Bayern que minutos después recibiría el mazazo del tercero, también en posición ilegal del de Madeira. Era Marcelo quien se colaba por el centro de la defensa alemana y le daba el pase de la muerte a CR7, que empujaba a placer.

Hoy destacamos

Lo más leído