Sergio Ramos, reincidente contra Messi y contra el FC Barcelona

RAMOS, REINCIDENTE EN EL CLÁSICO

Las violentas entradas de Sergio Ramos en los Clásicos

Publicación:24/04/2017 - 19:08h

Actualización:25/04/2017 - 22:15h

El capitán del Real Madrid, Sergio Ramos, no es un novato en lo que se refiere a salir expulsado de los terrenos de juego, y mucho menos contra el FC Barcelona. En los últimos años ha protagonizado acciones muy desagradables en los Clásicos

Ver calendario del FC Barcelona

El defensor del Real Madrid, Sergio Ramos, sabe muy bien -demasiado- lo que es marcharse expulsado de un terreno de juego. Está a una tarjeta roja de ser el jugador más expulsado de la historia de LaLiga, un récord negativo que parece que no tardará demasiado en cumplir.

Este pasado domingo, contra el FC Barcelona, protagonizó contra Leo Messi una entrada muy desagradable que le mandó directamente a los vestuarios, pero que no es la primera entrada violenta que el de Camas lleva a cabo contra el Barça.

Son ya 5 expulsiones contra el FC Barcelona y 17 en Liga desde que fichara por el Real Madrid en 2005, y no hace falta irse muy atrás en el tiempo para recordar la última expulsión de Ramos en un Clásico, previamente al de este domingo. Y es que la pasada temporada ya se marchó antes de tiempo por una dura entrada por detrás a Luis Suárez, que le supuso la segunda cartulina amarilla.

En la temporada 2013-14, con Gerardo Martino como técnico del Barça, Sergio Ramos cometió una dura falta a Neymar siendo el último hombre y se fue también a la ducha antes de tiempo. En un Clásico de Copa del Rey en 2012, paralelamente, vio una amarilla por protestar y, al vislumbrar ya la eliminación del Real Madrid, dejó a pocos minutos para el final un codo contra Busquets que provocó la expulsión.

Sergio Ramos no puede parar al Barça

La acción que todo el mundo recuerda, sin embargo, fue durante el primer año de José Mourinho en el Real Madrid. En el Clásico del 5-0 en el Camp Nou, en 2010, Sergio Ramos perdió completamente los papeles al propinar una patada terrible por detrás a Leo Messi. Tras ver la tarjeta roja directa, además, el de Camas agredió también a Carles Puyol y Xavi Hernández, dos de los mayores emblemas del barcelonismo.

Pasa el tiempo y Sergio Ramos no aprende. Puede que esté enfocando mal en problema al desquiciarse por no poder frenar a Leo Messi y al resto de "cracks" del FC Barcelona. Quizá, simplemente, debería asumirlo como un mal irremediable.

Hoy destacamos

Lo más leído