Luis Suárez marca de panenka el penalti

SUÁREZ MARCÓ DOS GOLES

Luis Suárez y su versión goleadora dejaron al Madrid sin Copa y al borde del fracaso

Publicación:28/02/2019 - 09:59h

Actualización:28/02/2019 - 09:59h

Luis Suárez fue el gran héroe del FC Barcelona en el Clásico. El uruguayo decidió el encuentro con dos goles y también provocó el gol en propia de Varane. El delantero dejó al Real Madrid sin final de Copa y deja la temporada blanca al borde del fracaso

Entradas para los partidos del FC Barcelona

Luis Suárez ha pasado de ser el jugador más criticado del FC Barcelona hace solo una semana a ser el héroe y el MVP del Barça en el Clásico de Copa del Rey contra el Real Madrid. El uruguayo fue el 'killer' que ha sido siempre y en tres chispazos decidió el encuentro a favor del conjunto azulgrana.

El delantero marcó el primer gol con un remate de primeras ajustado y fuerte ante el que no pudo hacer nada Keylor. Poco después, un desmarque suyo al segundo palo provocaría el error de Varane al intentar sacar el balón tirándose al suelo para que el ex del Liverpool no marcara. Y para finalizar su partido, el charrúa provocó un penalti de Casemiro que él mismo metió con un gran Panenka.

No necesitó más el punta para ser el mejor del Barcelona. Porque su partido no fue extraordinario e igual que a sus compañeros, le costó encontrarse a sí mismo en el encuentro. Pero el uruguayo es un goleador de raza y en esos tres fogonazos demostró lo poco que necesita para marcar y para decidir un choque él solo.

Sus goles dejaron al Real Madrid al borde del fracaso esta temporada. Los blancos hicieron un partido notable y apostaron todo a pasar a la final de Copa, pero su falta de puntería y la pegada de Suárez les deja en una situación más que comprometida. La Copa del Rey era el título que tenía mas a mano el Madrid y hubiera sido una buena manera de salvar la campaña, pero esta eliminación deja a los madridistas más tocados que nunca.

La Liga está casi imposible y la Champions muy complicada

Los merengues son conscientes de que su situación en LaLiga Santander les hace estar muy lejos de poder levantar ese título. Están a nueve puntos del FC Barcelona y aún ganando el Clásico del sábado, necesitarían un milagro para ganar este trofeo. Los blancos son muy irregulares y lo normal es que pinchen más encuentros en lo que resta de temporada, con lo que apostarlo todo a LaLiga ya no es una opción.

La Champions, por otro lado, es la competición favorita del Madrid. Los merengues se han ganado por derecho propio ser llamados los 'Reyes de Europa' y por eso siempre hay que tenerles en cuenta. Pero siendo realistas, con la plantilla que tienen y con la irregularidad que han mostrado este curso, se antoja más complicado que levanten 'la orejona'

Los blancos dependen demasiado de los goles de Karim Benzema y del desborde y la velocidad de Vinicius, y cuando uno de los dos no está bien es muy complicado que ganen a cualquier rival de nivel. Contra el Barça se vio como con el brasileño y el francés no basta porque ninguno de los dos tienen la pegada que tenía Cristiano o la que demostró tener Luis Suárez. Los goles del charrúa dejaron a los madridistas al borde del abismo y solo un milagro en Liga de Campeones podría arreglar una temporada que pinta a desastre absoluto.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.