Los jugadores de Inglaterra celebran un gol en el Mundial de Rusia

PICKFORD, GRAN REFERENCIA

Inglaterra domina en las porterías y se planta en semis a costa de Suecia (0-2)

Publicación:7/07/2018 - 18:02h

Actualización:8/07/2018 - 03:13h

No fue el partido más brillante del Mundial, pero el duelo entre Suecia e Inglaterra recuperó algunos datos históricos. Con un gol de cabeza en cada mitad y una exhibición de Jordan Pickford en la portería, los británicos vuelven a semifinales 28 años después

Ver calendario del FC Barcelona

Tras las eliminaciones de algunas de las grandes favoritas, muchos afirman que el Mundial de Rusia ha perdido interés, pero también es un buen momento para comprobar que con otras propuestas también vale. En el Suecia-Inglaterra se enfrentaron dos equipos que cuentan con individualidades, pero cuya mayor fuerza es, precisamente, su trabajo como bloque. Tras mucho remar en un partido de pocas florituras, la victoria fue para los británicos, porque supieron guardar sus aciertos para golpear en los momentos adecuados.

Por un exceso de reponsabilidad o por la presión de estar en semifinales, el encuentro tuvo poco ritmo durante la primera mitad, y es que las ocasiones escasearon y las jugadas de estrategia parecían las mejores armas para atacar sin ser atacado. En una de ellas llegó el gol que abrió el marcador en el Cosmos Arena, y que supuso el primer empujón para los pupilos de Gareth Southgate.

Ashley Young sirvió un córner al corazón del área y por allí apareció con contundencia Harry Maguire, que con su 1,94 picó el esférico para poner en ventaja a los suyos y sacar a los escandinavos de la cueva. Con más espacios y más revoluciones pudo aparecer Raheem Sterling entre líneas, pero su falta de acierto en la definición guardó emoción para la seguna mitad.

Jordan Pickford decide para Inglaterra

Tras el descanso, como ya le ocurriera a Bélgica, quien se impuso fue Jordan Pickford, un guardameta que reserva sus apariciones para las mejores ocasiones. El debate de la portería parece cerrado para los ingleses, porque a sus 24 años el cancerbero del Everton se ha dado a conocer a lo grande, para desgracia de los suecos y de otros tantos.

Le probó Marcus Berg para poner las tablas en el electrónico, pero allí estaba para dar un puñetazo sobre la mesa. Quien lo repitió de nuevo, pero en el otro lado, fue Dele Alli, que respondió con otro cabezazo impecable a un gran centro de Jesse Lingard. 0-2 y jugar con el cuero, porque los de Janne Andersson ya estaban prácticamente derrotados.

No se rindieron hasta el final, pero sus intentos, de nuevo, toparon contra un muro. Que le pregunten a Viktor Claesson, que desde el área pequeña volvió a encontrarse a Pickford. Quizá no haga el fútbol más brillante y quizá no se la diera como favorita, pero hace 28 años que Inglaterra no estaba en semifinales y en 2018 ha vuelto. Y tiene hambre de títulos.

Hoy destacamos

Lo más leído