Crónica del Napoli-FC Barcelona de la ida de octavos de la Champions League 2019-20

TABLAS EN SAN PAOLO

Griezmann marca, Ter Stegen salva y el Camp Nou decidirá al cuartofinalista (1-1)

Publicación:25/02/2020 - 23:09h

Actualización:25/02/2020 - 23:28h

Barça y Napoli dejaron en tablas su duelo en San Paolo, y el Camp Nou decidirá quién es cuartofinalista de Champions League. Mertens adelantó a los italianos y Griezmann empató. Ter Stegen salvó a los catalanes, Arturo Vidal fue expulsado y Piqué se lesionó

Ver calendario del FC Barcelona

San Paolo parecía una trampa para el FC Barcelona, pero será el Camp Nou el que decida su duelo de Champions League con el Napoli. En una primera parte con más táctica que fútbol, un despiste de los catalanes propició un tanto de Dries Mertens, que neutralizó Antoine Griezmann tras el descanso. Tras la aparición de Marc-André ter Stegen para salvar a su equipo, llegaron las malas noticias para el líder de LaLiga, que perdió a Sergio Busquets y Arturo Vidal por sanción -el último por una absurda doble amarilla- y a Gerard Piqué por lesión.

El enfrentamiento empezó marcado por las pizarras, en un claro mano a mano entre Gennaro Gattuso y Quique Setién. El primero prefería orden, velocidad a la contra y muchos hombres para cerrar espacios en el carril central, y el segundo prácticamente todo lo contrario. El de Santander se blindó con centrocampistas pero les reclamó movilidad, tanto de jugadores como en una necesaria circulación de balón.

A pesar de que el timón del choque lo llevaban los visitantes, los de casa intentaban no regalar la posesión y demostraban que a la contra podían llevar peligro. El primero en avisar fue Leo Messi con un disparo alto tras combinar con Frenkie de Jong, pero las escapadas de Dries Mertens y José Callejón rondando el fuera de juego confirmaron que cualquier despiste de los culés podía costarles muy caro.

Y tras media hora insistiendo sobre la muralla 'azzurri', la que se resquebrajó fue la de los azulgrana. Piotr Zielinski agobió a Gerard Piqué y su pase no lo controló Junior Firpo, que dejó al polaco con muchos metros por delante. Tras aprovechar el agujero, su centro encontró a un Mertens que llegaba demasiado solo por la banda izquierda, y sin nadie que le molestara, el belga controló y anotó con un tiro con efecto que se coló entre dos defensas por centímetros.

Los italianos desaparecieron tras el 1-0, pero su faena estaba hecha frente a un oponente muy atascado. De poco le servía acumular efectivos porque la profundidad no aparecía por ningún lado, y pese a que Leo Messi retrocedió para incrustarse en la sala de máquinas y aportar algo de creatividad, sus asistencias no encontraban rematador porque los partenopeos guardaban con disciplina e intensidad su retaguardia.

A la primera mitad se le escurrieron los minutos con más trabajo que ocasiones, pero Kostas Manolas y Arturo Vidal tuvieron las suyas. Un envío raso y de primeras de Callejón lo conectó el ex de la Roma cerca de la madera, y un centro mordido desde la derecha del chileno se envenenó y obligó a reaccionar a David Ospina, que no se pasó de frenada y lo cazó sobre la línea sin demasiadas complicaciones.

Griezmann adelanta al Barça y Ter Stegen lo salva

La reanudación arrancó con el Barça apretando y el Napoli buscando aprovechar sus dudas, pero pronto decidió Antoine Griezmann. Tras ganarse a pulso una tarjeta amarilla que le impedirá jugar la vuelta -y que obligó a retirarse a Mertens-, Sergio Busquets rompió la zaga local con una gran asistencia, que Semedo correspondió con un acertado desmarque de ruptura y un pase de la muerte para el galo, que no perdonó.

Sabedores de que este marcador les perjudicaba, los de Gattuso dieron un paso adelante, pero se estrellaron en Ter Stegen. Al alemán le da lo mismo vivir un asedio que una noche relativamente plácida, ya que cuando su equipo le necesita, siempre aparece. Cuando Lorenzo Insigne rompió a Gerard Piqué y Arturo Vidal, no dudó por bajo, y tampoco en otro desajuste que Arkadiusz Milik penalizó liberando a Callejón y que el de Mönchengladbach arregló con una salida tan rápida como efectiva.

Con el paso de los minutos se tranquilizó de nuevo el juego, sólo salpicado por intentos más bien tibios. Messi fue amonestado tras intentar rematar otro envío de Semedo y golpear a Ospina, Samuel Umtiti cabeceó un saque de esquina demasiado arriba y los derechazos desde la distancia de Insigne y Arthur se marcharon lejos de los palos, sin inquietar realmente a los cancerberos. Eso sí, el partido no estaba terminado.

Pese al buen resultado para el Camp Nou, a los catalanes aún les faltaban disgustos, que llegaron con la roja a Vidal y la lesión de Piqué. En una jugada sin complicaciones, el de San Joaquín se ganó dos amarillas justísimas, la primera por barrer a Mário Rui y la segunda por encararse con el carrilero, que también vio la suya. El descuento se alargó por el rifirrafe del sudamericano, y acabó con el barcelonés tirado en el suelo doliéndose del tobillo izquierdo. Habrá que recomponer la medular para la vuelta, y ahora pensar en un Clásico decisivo que está al caer.

Ficha técnica del partido: Nápoles-FC Barcelona 1-1

  • Nápoles: Ospina; Di Lorenzo, Manolas, Maksimovic, Mario Rui; Demme (Allan, min 79), Fabian, Zielinski; Callejón (Politano, min 74), Mertens (Milik, min 54), e Insigne.
  • FC Barcelona: Ter Stegen; Semedo, Piqué (Lenglet, min 93), Umtiti, Junior Firpo; Rakitic (Arthur, min 56), Busquets, Rakitic, De Jong, Arturo Vidal; Messi y Griezmann (Ansu Fati, min 87).
  • Árbitro: Felix Brych.
  • Incidencias: Partido correspondiente a la ida de los octavos de final de la Champions League 2019-20.
  • Goles del partido: 1-0, Mertens (min 30); 1-1, Griezmann (min 57).

Noticias destacadas del Nápoles-FC Barcelona

Hoy destacamos

Lo más leído