Ousmane Dembélé y Luis Suárez celebran un gol del FC Barcelona

ASISTENTE DE LUJO EN EL CLÁSICO DE COPA

Dembélé sigue dando alegrías al Barça: Con Messi desconectado, se puso la capa de líder

Publicación:28/02/2019 - 00:58h

Actualización:28/02/2019 - 01:37h

El FC Barcelona ganó en la Copa del Rey sin ofrecer su mejor versión, pero supo sufrir para acabar conquistando el Santiago Bernabéu. Con Leo Messi desconectado y un Real Madrid desatado, Ousmane Dembélé no se cansó de intentar atacar y fue un líder para los culés

Entradas para los partidos del FC Barcelona

El FC Barcelona siempre busca la victoria a través del buen fútbol, pero este miércoles se agarró a su eficacia para meterse en la final de la Copa del Rey. Tocaba superar a un Real Madrid confiado y con una mínima ventaja en el marcador, y los catalanes supieron sufrir para rematar un triunfo histórico en el Santiago Bernabéu. Los culés estarán en el partido decisivo en el Benito Villamarín.

Y esta historia no se entiende sin destacar a algunos protagonistas, que en el bando 'merengue' fueron Vinicius Jr y Karim Benzema. Sus conexiones y combinaciones fueron lo mejor de la primera mitad y la esperanza local para la segunda, pero hubo un gran 'pero', y es que ni el brasileño ni el francés vieron portería. El carioca tuvo oportunidades de todos los colores, y en todas apareció un obstáculo que no pudo salvar.

En las más claras mandaron las estrellas azulgrana, que asomaron en los momentos justos para decidir en las áreas. En esta jornada, la afición no pudo celebrar con un Leo Messi más apagado que de costumbre, pero encontró a otros líderes que bien pueden valer un título. El equipo está para sacar lo mejor del colectivo, para que si unos flojean, los otros logren brillar.

Eso es lo que hizo Ousmane Dembélé en un conjunto que le echaba de menos, y en el que pese a no estar completamente afinado, sigue siendo determinante. El rosarino estaba desconectado y alguien debía tirar del carro, y esa misión la asumió sin problemas el ex del Borussia Dortmund. No le quema el balón en los pies, y no tiene miedo a seguir intentando regates pese a que en ocasiones se le acumulen los fallos.

El de Vernon demostró que aún está en la fase de puesta a punto y que necesita recuperar sensaciones tras un tiempo apartado por lesión, pero dos de sus escapadas fueron letales. Aprovechó dos agujeros en la defensa madridista y de sus acciones nació un 0-2. Primero rompió por el carril izquierdo y le sirvió un pase a Luis Suárez, y poco después hizo lo mismo por la derecha y su pase de la muerte no llegó por poco al uruguayo, ya que, en su intento por despejar el cuero, Raphaël Varane se lo acabó metiendo en propia meta.

Suárez, Dembélé y Ter Stegen guian al Barça

Lo que hay que agradecerle a Dembélé es que esa cabeza que algún día le dio disgustos le sirva para seguir picando piedra cuando los suyos le necesitan más, para apoyar a unos compañeros que nunca se cansan de luchar. No se trata de restar mérito a unos ni señalar a los demás, pero en la noche del Clásico, hubo tres cracks que se ganaron los aplausos. El extremo no fue el único héroe barcelonista.

Luis Suárez y Marc-André Ter Stegen también tienen mucha culpa de que el Barça esté en la final de Copa, ya que el primero empaló todo balón que se movía por sus dominios y el segundó puso un muro en su portería que ningún madridista logró traspasar. El alemán para el tiempo cada vez que se enfrenta a los atacantes rivales, y más de uno en el vestuario 'merengue' soñará con sus paradas.

Próximo partido del FC Barcelona

La Liga | Jornada 11
FC Barcelona
Osasuna

FC Barcelona - Osasuna

Domingo, 29 de noviembre de 2020 14:00h
Estadio Camp Nou
Calendario FC Barcelona
Hoy destacamos

Lo más leído