Carles Pérez fue vendido a la Roma

ENERO DE SALIDAS Y ENTRADAS

El Barça deja a un lado la Masia para apostar por talento extranjero

Publicación:2/02/2020 - 08:38h

Actualización:2/02/2020 - 09:56h

En el mercado invernal de 2020, el FC Barcelona se ha desprendido de varios jóvenes de la Masia y se ha gastado una importante cifra en jóvenes de fuera

Ver calendario del FC Barcelona

Durante las últimas temporadas, el mercado de fichajes se ha encarecido mucho en el mundo del fútbol. Hace unos años, sacar a jugadores de grandes equipos era complicado, pero no en las dimensiones que lo es ahora mismo. Los clubes piden un dineral por deshacerse de sus estrellas y eso implica un esfuerzo económico demasiado grande.

Por ello, equipos como el FC Barcelona están optando últimamente por apostar por jóvenes promesas que despunten en equipos más modestos y que puedan acabar convirtiéndose en cracks en un futuro. En el mercado de fichajes de invierno de este 2020 los culés han dado ejemplo de ello con dos incorporaciones de este estilo: Francisco Trincao y Matheus Fernandes​.

Ambos se incorporarían al primer equipo el próximo verano. Por el primero, uno de los jugadores portugueses con más proyección del momento, la entidad catalana se comprometió a pagar 31 millones de euros al Sporting de Braga, su club de procedencia. Por el segundo, los culés pagaron 7 millones de euros y le cedieron al Real Valladolid hasta final de temporada.

Sumando pagos variables, nos vamos a dos operaciones que superan los 40 millones de euros y que van destinadas a reforzar el proyecto de futuro del FC Barcelona, algo muy positivo para contemplar a largo plazo. Sin embargo, dichas decisiones se contraponen con las de dar salida a algunas de las más firmes promesas de la Masia.

Los 'fugados' de la Masia

Este mercado de fichajes de invierno, varios canteranos han abandonado el FC Barcelona. Carles Aleñá decidió hacer uso de una cláusula de su contrato para marcharse cedido al Real Betis tras su falta de protagonismo en el Camp Nou y Abel Ruiz ha sido cedido al Sporting de Braga con opción de compra obligatoria por valor de 8 millones de euros.

El caso más extraño lo ha protagonizado Carles Pérez, un extremo que tenía protagonismo en el primer equipo del Barça y que, tras un mal partido contra el Ibiza, fue traspasado a la Roma por 11 millones de euros más tres en variables. En este sentido, se elogia la confianza del club en los jóvenes de fuera, pero no se acaban de entender ventas como la del extremo catalán.

Contenido relacionado
Hoy destacamos

Lo más leído