Alineación titular del Real Madrid en un partido de esta temporada

EL BARCELONA HA PERDIDO CONTROL

El medio campo del Madrid, ¿más dominante que el del Barça?

Publicación:22/04/2017 - 00:49h

Actualización:22/04/2017 - 00:49h

Esta temporada, más que nunca, se está notando en el FC Barcelona la debilidad de un centro del campo que no es el de los tiempos gloriosos de Busquets, Iniesta y Xavi. El medio campo del Real Madrid, por contra, ha evolucionado progresivamente

Ver calendario del FC Barcelona

El 2-6 del Bernabéu, el 5-0 del Camp Nou. Dos de las exhibiciones que jamás olvidarán los aficionados culés por el resultado, lógicamente, pero también por el cómo se produjeron. Dominando con el balón en los pies, siempre por el piso -que dirían los argentinos- a una velocidad endiablada. Uno, dos toques. Movilidad. Lectura táctica. Romper la defensa blanca con un rondo gigantesco que parecía no tener fin. Qué tiempos aquellos.

Pero el actual Barça ha cambiado el estilo. Voluntariamente (o no), la conexión con los tres de arriba no llega desde el centro del campo. Hay un vacío de conectividad. Como si se entrase en un túnel y se perdiera la conexión, el balón ya no siente el trato dócil al que le tenía acostumbrado Xavi. La pelota pasa ahora de la defensa a una delantera tan letal que la pide en profundidad para posteriormente finalizar con individualidades al alcance de muy pocos.

El bajón de Iniesta y Busquets

La irregularidad del Barça puede explicarse de muchas maneras. Una de ellas, y que probablemente sea la más importante, es la pérdida de control en el centro del campo. Busquets e Iniesta no están firmando su mejor temporada. El primero, por una carga de partidos (acumulación de minutos) que le saturan físicamente y, en consecuencia, mentalmente, ralentizando sus decisiones y minimizando su capacidad de colocación para recuperar balones en campo contrario. El segundo, por una serie de pequeñas lesiones que le han impedido encontrar la regularidad. El manchego necesita estar con chispa para desplegar, a estas alturas de su carrera, su mejor fútbol. Y ese ilusionismo/virtuosismo al que nos tenía acostumbrado sólo aparece en cuentagotas, aparcando su verticalidad para ganar en control y temple.

Y el tercero en discordia es Rakitic, que durante el mes de enero y febrero encadenó varios partidos como suplente. Luis Enrique probó con André Gomes, pero al luso le faltó confianza en sus posibilidades, divagando por el campo sin saber dónde ubicarse para ser productivo; más adelante con Denis Suárez, muy tímido y con menos trabajo defensivo que el croata y Gomes; y finalmente con Rafinha y Arda, aunque siempre se decantaban a la banda para retrasar ligeramente la posición de Messi.

Zidane ha encontrado la tecla

Curiosamente, como si se tratase de algo cíclico, es ahora el Real Madrid quien domina sus partidos a partir del centro del campo. Cuando juegan cuatro (Kroos, Casemiro, Modric e Isco/James/Kovacic), el conjunto de Zidane es muy consistente; cuando lo hacen tres (Kroos, Casemiro y Modric), la "BBC" saca partido del sacrificio del brasileño y del talento del croata y el alemán para batir a sus rivales con una pegada ya incorporada en el "ADN" blanco.

Casemiro hace de nexo de unión entre la defensa y la delantera, con Modric y Kroos visualizando todos los movimientos desde una posición privilegiada, como si de dos faros alumbrando el camino a un barco se trataran. Teniendo en Marcelo y Carvajal a dos carrileros con un recorrido non-stop, frenarles se hace casi imposible.

De poco sirve todo lo vivido en las últimas semanas, ni tan siquiera la clasificación o las sensaciones. Un Clásico es imprevisibile… Pero el que domine el centro del campo tendrá mucho ganado. Y ahí, a día de hoy, han cambiado las tornas.

Hoy destacamos

Lo más leído