La afición del FC Barcelona, animando en el Camp Nou

CUMPLE 60 AÑOS

El privilegio de disfrutar del Camp Nou, un templo

Publicación:24/09/2017 - 12:08h

Actualización:24/09/2017 - 12:10h

La afición culé es, 'per se', tranquila. Para animarse necesita que todo vaya muy de cara. Es un carácter casi imposible de modificar. Y la exigencia con los jugadores es total. Pero el Camp Nou ha aprendido a cambiar con el paso de los años

Entradas para los partidos del FC Barcelona

El Camp Nou cumple este domingo 60 años de historia y me van a permitir que hable en primera persona para relatar cómo se vive un partido de fútbol en el templo azulgrana. La afición culé es, 'per se', tranquila. Para animarse necesita que todo vaya muy de cara. Es un carácter casi imposible de modificar. Y la exigencia con los jugadores es total. 

Yo he visto como se dudaba de Messi. Sí, de Leo Messi. Aquel año del Tata en el que su rendimiento parecía bajar en picado y su cabeza no parecía estar en Barcelona. Hubo gente que se planteaba, en los habituales debates en los descansos, venderlo para poder sacar una millonada. Por suerte, el 'efecto bar' no llegó al palco y aún seguimos disfrutando del argentino.

Pero el Camp Nou ha aprendido a cambiar con el paso de los años. La etapa de Pep Guardiola 'educó' a los aficionados, que gozaron como nunca en las victorias y supieron agradecer a los jugadores el trabajo realizado en el pasado con ovaciones que difícilmente tardarán en olvidarse -como aquella ante el Chelsea en 2012, cuando Torres dejó helado a 100.000 personas. Es en las derrotas, seguramente, cuando más hay que estar al lado del equipo. Y en los últimos tiempos el Camp Nou ha estado a la altura. 

El templo culé es digno de visitar un día, en un partido. Fútbol de salón. 100.000 personas pendientes de un balón y 22 jugadores. Por ese césped han pasado los mejores de siempre -y el mejor, en singular-. Personalmente recuerdo con especial cariño a Ronaldinho, la sonrisa personificada. Y Messi, claro, el arte hecho en una maravillosa rutina. 

No es el ambiente del Sánchez Pizjuán o del Calderón -ahora Wanda-, tampoco el de cualquier estadio inglés. Pero es un estadio con un aroma especial. Su grandilocuencia atrapa, su historia enamora.

Un poco de historia

Hay que remontarse a los orígenes. El mítico escenario de Les Corts se empezó a quedar pequeño con la llegada de jugadores como Kubala, pero el excelente trabajo de los arquitectos Francesc Mitjans i Miró y Josep Soteras Mauri hizo que el Camp Nou cobrará un color espectacular. Era 1957.

El jugador húngaro fue capaz de que una ciudad entera se movilizara para verle jugar -ya saben que ahora tiene una estatua en la esplanada del Camp Nou-. Por eso empezaron las obras de un estadio culé que pretendía ser referencia a nivel europeo. El día 24 de septiembre llegó la inauguración en un acto bonito. Primero, una misa y luego, una increíble sardana que dio paso a los discursos correspondientes de los directivos. El fútbol, desde entonces, se vive con mucha intensidad en el Camp Nou.

Próximo partido del FC Barcelona

La Liga | Jornada 3
FC Barcelona
Villarreal

FC Barcelona - Villarreal CF

Domingo, 27 de septiembre de 2020 21:00h
Estadio Camp Nou
Calendario FC Barcelona
Hoy destacamos

Lo más leído