El Barça desea buena suerte a Ernesto Valverde

GESTIÓN DEFICIENTE

Los graves errores del Barça en el caso Ernesto Valverde

Publicación:13/01/2020 - 23:04h

Actualización:13/01/2020 - 23:38h

Ernesto Valverde es historia del Barça tras su despido en el mes de enero de 2020, en un caso mal gestionado en el Camp Nou. Estos son los graves errores cometidos por la directiva

Entradas para los partidos del FC Barcelona

El FC Barcelona se convirtió en protagonista en el mercado de fichajes de invierno, en el que dijo adiós a Ernesto Valverde. Los catalanes apuntaban a ser noticia en enero por sus movimientos en la plantilla, aunque finalmente coparon portadas por el terremoto que se produjo tras la Supercopa de España. A su regreso de Arabia Saudí se inició una espiral de rumores que acabó con un inesperado relevo en el banquillo.

La derrota contra el Atlético de Madrid fue la gota que colmó el vaso, y provocó una reacción inmediata de los azulgrana. Varias fuentes revelaron que una expedición formada por dos figuras de peso en la planificación había viajado a Qatar, donde se estaba tanteando a Xavi Hernández para conocer su disponibilidad inmediata. Unos días después, el egarense dijo 'no', y la situación no hizo más que complicarse.

Cuando el club debió haberse abrigado para proteger a los suyos, explotó una presión mediática que acabó en despido. Hubo cumbre con el ex del Athletic Club y también en la Junta Directiva, seguida por la prensa minuto a minuto y esperando comunicados oficiales. En este periodo se cometieron varios errores graves, y habría que tomar buena nota para no volver a repetirlos. El futuro está en juego.

Los errores de gestión del Barça

El equipo no está tan mal

Tras varios meses con una trayectoria irregular, queda claro que el Barça no está bien, pero parece evidente que no está tan mal. Pese a que es cierto que algunos chispazos de calidad le han salvado, también lo es que los resultados se mantenían como un buen aval. Desastre hubiera sido dejarse ir en LaLiga y/o no superar la fase de grupos de la Champions, pero antes de empezar la Copa del Rey, los culés comparten la primera plaza con el Real Madrid y se enfrentarán al Napoli en las eliminatorias de octavos. Están en la carrera por el triplete.

La Supercopa no fue desastrosa

El Barça de Valverde ha tenido malos partidos, pero lo cierto es que en la Supercopa sólo le sobraron diez minutos. Durante 80 se dio un baño a un Atlético muy tímido y se logró remontar el tanto de Koke, y únicamente los errores puntuales en defensa hicieron naufragar a un aspirante que ya se veía en la final. Es cierto que esto es igualmente reprochable, pero también cabe subrayar la mejoría en el juego y las sensaciones.

El recambio, en mal momento

El recambio llega en el peor momento posible, porque deja en mal lugar al que se va, y en una posición incómoda al que llega. Varios de los técnicos a los que se consideraba favoritos habrían descartado la oportunidad barcelonista porque llega a toda prisa, a mitad de curso y cuando aún tienen compromisos con sus actuales proyectos, caso que reflejan el propio Xavi o un Ronald Koeman con obligaciones en Holanda.

Además, sea el que sea el que aterrice en la Ciudad Condal, tiene un papel importante a resolver, porque debe arreglar todo lo 'roto' sin tiempo para conocer al vestuario, para ajustar el sistema a sus gustos personales y sin la opción de dar demasiadas altas y bajas en el mercado. Muchos hubieran dicho que 'sí' en verano sin pensárselo dos veces, pero para llegar a ese proyecto, deberán superar un reto lleno de trampas. 

Vía libre al circo mediático

En un momento en el que tocaba blindarse y pedir calma, el Barça colaboró con un circo mediático que no ha podido frenar. A pesar de que era difícil, hubiera estado bien ser algo más discretos en sus tanteos, y evitar sorpresas como la que supuso que se mencionara entre los candidatos al banquillo a un Mauricio Pochettino que le rechazó en varias ocasiones. Muchos creen que fue suerte que José Mourinho estuviera atado, porque si no, hubiera sonado también.

Lo ideal, aunque está por ver las explicaciones que aún faltan, hubiera sido esperar a junio, porque cualquier decisión tomada -incluida la no renovación que debían evaluar la directiva por un lado y Valverde por otro-, hubiera sido muchísimo menos impactante. De haber tenido paciencia, se hubiera podido certificar un relevo sin presiones y sin tensión, y ahora existe una bomba de relojería que está por ver si se podrá desactivar.

Valverde, poco protegido

Guste más o menos su trabajo, no hay que obviar que Valverde ha dado la cara por el club, y queda la sensación de que se le puso en el centro de la diana. Tras recoger a la plantilla del suelo cuando se fue Neymar, convertirla en un bloque sólido y ganar títulos en plena etapa de transición, se le ha dado la espalda, y no es el único culpable de un bajón que hay que remediar. Con reproches o sin ellos, el Txingurri se despide con 97 victorias, 32 empates y 16 derrotas en dos años y medio, y con dos Ligas, una Copa del Rey y una Supercopa de España en su haber.

Próximo partido del FC Barcelona

La Liga | Jornada 26
Real Madrid
FC Barcelona

Real Madrid - FC Barcelona

Domingo, 1 de marzo de 2020 21:00h
Estadio Santiago Bernabéu
Comprar entradas
Calendario FC Barcelona
Hoy destacamos

Lo más leído