Samuel Umtiti, despejando un balón con el FC Barcelona

VALVERDE QUIERE ALTERNATIVAS

Intentar recuperar la estrategia y el juego aéreo, importante

Publicación:25/06/2017 - 20:34h

Actualización:25/06/2017 - 20:53h

Sería bueno echar un ojo al nivel ofrecido por el Athletic Club de Bilbao estas temporadas con Valverde en el banquillo. Casi un 40% de los goles marcados llegaron a balón parado o por juego aéreo, con un Aduriz que se llevó la palma

Entradas para los partidos del FC Barcelona

El prototipo de jugadores que tiene el FC Barcelona dificulta la opción de anotar goles a la salida de un córner, con balones colgados al aro o con jugadas de estrategia. O mejor dicho, el estilo asociativo del club azulgrana impide que veamos más a menudo ese tipo de acciones.

Tan efectivas como de bella factura depende cómo se ejecuten. Una alternativa más que útil cuando los rivales cierran el medio e invitan a que todo el juego acabe cayendo a la banda. Por eso hace unos días presentábamos a Jesús Navas como una alternativa interesante a Deulofeu y Dembélé.

La llegada de Ernesto Valverde podría suponer la recuperación de esas jugadas de estrategia, cada vez más en desuso en el fútbol moderno, amante de la velocidad y la imprevisibilidad. Cuando llegó Luis Enrique al banquillo azulgrana con Unzué como mano derecha, se vio una mejora en la pizarra. Sobre todo en los dos primeros años. Más jugadas diseñadas previamente, algo que se vio también ligeramente en el curso de Tito Vilanova como primer entrenador.

Sin embargo, el desequilibrio y el talento de la MSN dificulta que veamos estas opciones más frecuentemente. Y tiene sentido, porque con el balón en el piso son prácticamente imparables.

El ejemplo del Athletic

Aunque el perfil de jugadores del equipo vasco es lógicamente distinto al del catalán, sería bueno echar un ojo al nivel ofrecido por el Athletic Club de Bilbao estas temporadas con Valverde en el banquillo. Casi un 40% de los goles marcados llegaron a balón parado o por juego aéreo, con un Aduriz que se llevó la palma.

No se trata de volcar todo el juego a ese estilo, faltaría más, pero sí complementar eso al talento de la plantilla. Umtiti y Piqué pueden ser importantes por arriba, mientras que Suárez es un depredador lo suficientemente inteligente como para aprovechar cualquier resquicio y marcar.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.