Koeman en el partido del Barça ante la Juve

KOEMAN NECESITA EMULAR A RIJKAARD

Koeman se mira en el espejo de Rijkaard y del Barça de 2003

Publicación:10/12/2020 - 21:49h

Actualización:11/12/2020 - 03:42h

Ronald Koeman tiene que reaccionar cuanto antes y su situación y la de su Barça se parecen cada vez más a la del Barcelona de Frank Rijkaard en 2003. En esa ocasión, el holandés logró sacar adelante el equipo con fichajes clave en invierno

Ver calendario del FC Barcelona

Ronald Koeman llegó al FC Barcelona este pasado verano en un momento de crisis económica e institucional en el club. El holandés aterrizó en un equipo sin dinero, con el presidente en la puerta de salida y con una plantilla venida a menos que venía de caer humillada en cuartos de Champions League ante el Bayern de Múnich. En resumen, una situación caótica que no ha logrado revertir en sus primeros meses al frente del conjunto barcelonista.

El neerlandés no ha sabido dar con la tecla todavía y los pocos 'brotes verdes' que ha habido han quedado enterrados bajo las derrotas y las malas sensaciones que ha dejado el Barça. Los culés han perdido ya 5 partidos en lo que va de temporada, 4 en LaLiga y 1 en Champions, y ahora mismo están a 12 puntos del Atlético de Madrid en el campeonato nacional. Los catalanes, de hecho, están más cerca del descenso (3 puntos) que de la Liga de Campeones (6 puntos).

El barcelonismo está muy molesto con todo lo que está ocurriendo y se dice que el puesto del técnico de Zaandam podría peligrar si suma alguna derrota más en las próximas jornadas. Un caso que recuerda mucho al de un compatriota suyo, Frank Rijkaard, que estuvo en una situación muy parecida en la temporada 2003/2004, su primera al frente de los culés. En su caso, el también holandés estaba a estas alturas a 7 puntos del líder, con 4 empates y 2 derrotas en Liga, y un empate en Europa.

Los números eran similares y las sensaciones, aunque no eran las misma realidades, también. Rijkaard, como Koeman, no daba con la tecla y ni siquiera la presencia de un recién llegado Ronaldinho logró que el Barça mejorara. El neerlandés llegó a jugarse el puesto contra el Sevilla en enero, pero los azulgra ganaron, Edgar Davids llegó como refuerzo estrella en enero de 2004 y todo comenzó a cambiar.

El entrenador de Ámsterdam consiguió que su equipo encontrara el equilibrio necesario para desplegar su mejor juego y esa campaña el Barcelona terminó segundo, solo por detrás del Valencia, que fue campeón. El ex jugador del Milán le dio un estilo a esa plantilla, y con las llegadas de Samuel Eto'o y Deco en 2004, consiguió formar un equipo campeón. Ese Barça ganó dos Ligas seguidas y se hizo con la mítica Liga de Campeones en 2006.

Koeman necesita emular a Rijkaard

Koeman, aunque sabe que lo tiene aún más complicado por las elecciones de enero, por la crisis económica y por todo lo ocurrido la temporada pasada, se mira en ese espejo y sabe que tiene que intentar hacer lo mismo. Puede que el de Zaandam tenga suerte y reciba algún refuerzo invernal que le ayude a mejorar, pero lo más importante es que consiga que sus futbolistas entiendan lo que quiere y saquen lo mejor de ellos para sacar adelante la temporada.

Próximo partido del FC Barcelona

La Liga | Jornada 37
FC Barcelona
Celta de Vigo

FC Barcelona - Celta de Vigo

Domingo, 16 de mayo de 2021 18:30h
Estadio Camp Nou
Calendario FC Barcelona
Hoy destacamos

Lo más leído