Quique Setién, junto a Eder Sarabia

EL BARÇA MEJORÓ

Las rectificaciones de Setién que han hecho mejorar al Barça

Publicación:2/02/2020 - 11:29h

Actualización:2/02/2020 - 20:42h

Los primeros partidos de Quique Setién al frente del banquillo del FC Barcelona no dieron impresiones demasiado positivas, pero todo mejoró en octavos de Copa

Ver calendario del FC Barcelona

Desde que Quique Setién relevó a Ernesto Valverde en el banquillo del FC Barcelona, el equipo azulgrana ha jugado cuatro encuentros, saldados con tres victorias y una derrota. Las sensaciones en los tres primeros partidos -contra Granada, Ibiza y Valencia- fueron bastante flojas por lo previsible que era el equipo en ataque y lo frágil que se mostraba defensivamente.

Sin embargo, el equipo mejoró mucho en el partido de octavos de final de la Copa del Rey que se jugó contra el Leganés. Setién decidió mover varias piezas en el tablero que no le habían funcionado durante sus primeros pasos como técnico azulgrana y agitar la coctelera para cambiar la dinámica de un equipo que necesitaba como el comer resultados inmediatos.

En primer lugar, el entrenador cántabro prescindió de esa especie de 3-5-2 asimétrico que había empleado en sus primeros partidos y usó el 4-3-3 que era habitual con Ernesto Valverde y que él mismo había usado en la UD Las Palmas. Los jugadores, más familiarizados con dicho esquema, ganaron fiabilidad y jugaron más cómodos.

En segundo lugar, introdujo unos cambios en defensa que mejoraron el rendimiento de su competencia: Clément Lenglet sustituyó a Samuel Umtiti con éxito defensivo -y gol incluido- y Nélson Semedo cuajó un buen partido como lateral derecho puro, sustituyendo a un Sergi Roberto que llevaba tres partidos jugando en una posición a medio camino entre central y lateral.

Además, también cambió posiciones ofensivas: Ansu Fati, después de tres partidos en la derecha, pasó a jugar en la banda izquierda, que es en la que mejor se desenvuelve; Antoine Griezmann abandonó por fin el costado izquierdo y centró su posición; por último, Leo Messi se movió con libertad por toda la parcela ofensiva partiendo desde la banda derecha.

Profundidad y seguridad defensiva

Los cambios de Setién vieron un resultado positivo y el FC Barcelona consiguió una victoria cómoda ante un rival inferior sobre el papel. El equipo ganó contundencia defensiva -el Leganés apenas generó peligro- y facilidad para generar peligro. Ahora falta mantener la buena línea de juego y resultados ante los difíciles partidos que se acercan.

Contenido relacionado
Hoy destacamos

Lo más leído