Neymar se queda en París

HERIDAS EN EL BARÇA

Las consecuencias del 'caso Neymar' tras el mercado

Publicación:2/09/2019 - 00:56h

Actualización:2/09/2019 - 00:56h

Salvo un milagro de última hora, el 'caso Neymar' se ha cerrado con una resolución frustrante: que el brasileño se queda en París. Algo que deja grandes heridas

Entradas para los partidos del FC Barcelona

La 'operación Neymar' ha quedado frustrada. Salvo un cambio brusco de postura en el Paris Saint-Germain, el delantero brasileño seguirá en el Parque de los Príncipes, resignado por no haber podido conseguir cerrar su regreso al FC Barcelona y arrepentido por la mala decisión que tomó en verano de 2017, la de abandonar el Camp Nou para hacerse de oro.

Pero ahora Neymar es tan pobre, que solamente le queda el dinero. Su frustrada vuelta al FC Barcelona deja consecuencias importantes y heridas que no serán fáciles de cerrar. Empezando por el gran damnificado del caso: el propio futbolista. Neymar deberá convivir con una afición que ya no le quiere y que, desde algunos sectores, le tiene odio por su deseo irrefutable de marcharse.

Las grietas también se extienden al FC Barcelona. El conjunto azulgrana, con toda su puesta en escena ante los medios de comunicación para tratar de cerrar la operación, ha fracasado en su intento de dar el gran golpe. A nivel de imagen institucional, el club azulgrana ha evidenciado su falta de músculo financiero, algo que ahora los otros  clubes ya saben y que puede repercutir en un futuro en las ofertas que puedan realizar.

A nivel de vestuario, la situación tampoco es positiva. Futbolistas como Ivan Rakitic o Ousmane Dembélé han estado en el punto de mira por poder entrar en la operación como moneda de cambio después de que el club les haya ofrecido, algo que no les ha hecho ninguna gracia y que esperemos que no afecte a su rendimiento.

Naturalmente, 'pesos pesados' como Leo Messi o Luis Suárez se quedarán sin su deseo más potente, el de volver a tener a su amigo cerca y poder contar con un jugador que sobre el terreno de juego se entendía a la perfección con ellos. El vestuario no ha visto satisfecho su deseo y ahora tendrán que hacerse a la idea de tirar adelante sin el brasileño en el equipo.

Consecuencias en el PSG

En el Paris Saint-Germain también tienen un problema. Thomas Tuchel tendrá que volver a reformular sus esquemas para hacerle hueco a Neymar, aunque haciendo primero un ejercicio psicológico con él para que se vuelva a centrar en jugar para el equipo parisino. La afición deberá asumir que se queda para volver a ser determinante y Mbappé, que quería ser estrella y protagonista absoluto, tendrá que compartir foco con el brasileño.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.