River Plate, celebrando la consecución de la Copa Libertadores 2018

FINAL HISTÓRICA RIVER-BOCA

River Plate, campeón de la Copa Libertadores en una prórroga de infarto en el Bernabéu (3-1)

Publicación:9/12/2018 - 23:22h

Actualización:10/12/2018 - 01:07h

Un gol de Juan Quintero, en la prórroga, valió a River Plate para deshacer las diferencias contra Boca Juniors y alzarse con la Copa Libertadores más polémica de la historia. Pity amplió las diferencias en el último minuto del encuentro

Ver calendario del FC Barcelona

Cita entretenidísima la que se vivió este domingo en el Santiago Bernabéu, con motivo de la vuelta de la final de la Copa Libertadores entre River Plate, que jugaba como local, y Boca Juniors. Tras el 2-2 del partido de ida en La Bombonera, los nervios estaban a flor de piel en el panorama futbolístico internacional en relación a la disputa de un partido lleno de polémica.

Desde que se suspendió el choque de vuelta en el Monumental tras los incidentes provocados por los ultras de River Plate, que llegaron a agredir a los jugadores que marchaban en el autobús de Boca, la expectación generada por 'la final del siglo' -como la bautizaron algunos- fue aumentando exponencialmente a medida que avanzaban los días y seguía la incertidumbre.

Al final la Conmebol tomó la decisión de jugarla en el Santiago Bernabéu pese a la negativa inicial de Boca Juniors, y el balón echó a rodar este domingo con una grada repleta de VIPs en el estadio merengue, cosa que le vendrá de perlas a la capital española y también al club madridista en lo que se respecta a ingresos y, sobre todo, a foco mediático.

En el terreno de juego, la primera mitad fue de idas y venidas por parte de los dos equipos, con Boca Juniors disponiendo al principio de las ocasiones más claras de gol, con Darío Benedetto en punta. Precisamente el delantero argentino fue el encargado de abrir el marcador a pocos minutos de que terminara el primer acto. Aprovechó un mal pase de Nández en defensa para recibir un balón en profundidad y, ante la falta de acierto de Maidana y Pinola, encarar a Armani y encontrar el momento justo para batirle con un tiro preciso.

Boca Juniors se había adelantado en el marcador, y eso había desatado el delirio de un amplio sector de la afición que ocupaba las gradas del Bernabéu. Los 'xeneizes', mucho más animados que al comienzo del partido, empezaron a entonar cánticos y se marcharon al descanso con la ilusión por las nubes, creyendo que el título estaba más cerca.

Máxima igualdad en el Bernabéu

En la segunda mitad, sería River Plate el equipo que llevaría el dominio del juego. Con más 'jugones' que Boca Juniors en el centro del campo y la línea ofensiva, River empezó a controlar el partido y a acercarse a la portería rival. Lucas Pratto ya avisó en el minuto 65 con un remate de cabeza forzado y, apenas unos minutos después, logró el gol del empate para los 'millonarios'.

Fue tras una gran combinación en la frontal del área, culminada desde el punto de penalti por el atacante local. Exequiel Palacios se la puso al espacio a Nacho, y este dejó un pase de la muerte a Pratto para que fusilara al portero y acrecentara la emoción en el Bernabéu. Con toda esta emoción se llegó al final de los noventa minutos reglamentarios. El 1-1 se mantuvo, y dio paso a la prórroga en el Santiago Bernabéu.

Quintero decide la final con un gol de MVP

Y, nada más empezar el tiempo extra, un duro golpe para Boca Juniors. El colegiado no dudó en mostrar la segunda amarilla a Wilmar Barrios, tras una dura entrada sobre Exequiel Palacios, y dejó a los 'xeneizes' con diez jugadores sobre el terreno de juego para disputar prácticamente toda la prórroga, lo que sin duda puso el partido aún más cuesta arriba para los visitantes.

Tan cuesta arriba que, en el minuto 109 de partido, Juan Quintero aprovechó una asistencia de Mayada para colocar el 2-1 definitivo en el marcador. El colombiano, de hecho, fue el mejor de River Plate en la segunda mitad y en la prórroga, y su buen juego obtuvo la recompensa del gol crucial para River Plate, que entró por toda la escuadra.

Un gol que vale una Copa Libertadores ante el eterno rival, y la presencia en el próximo Mundial de Clubes. El resto de la final ya no tendría demasiada historia más. Lesión grave de Fernando Gago, que se marchó directo a los vestuarios, y Boca Juniors que jugó los últimos minutos con dos jugadores menos, en busca de un empate épico. Un empate que nunca llegó, sino más bien al contrario. Pity, al contragolpe, aprovechó para poner el 3-1 y sentenciar, ya definitivamente, a Boca Juniors. River Plate, campeón.

Próximo partido del FC Barcelona

Copa del Rey | Vuelta
FC Barcelona
Sevilla

FC Barcelona - Sevilla

Miércoles, 3 de marzo de 2021 21:00h
Estadio Camp Nou
Calendario FC Barcelona
Hoy destacamos

Lo más leído