Leo Messi y Marc-André ter Stegen tras un partido del Barça

LOS DOS NECESITAN AYUDA

El Barça necesita un equipo, no sólo a Messi y Ter Stegen

Publicación:26/01/2020 - 21:01h

Actualización:26/01/2020 - 21:01h

El Barça volvió a naufragar contra el Valencia y se llevó otro disgusto en la temporada 2019-20. Los catalanes no tienen suficiente con Leo Messi y Marc-André ter Stegen, y necesitan un equipo en condiciones

Entradas para los partidos del FC Barcelona

Parecía que con Quique Setién el FC Barcelona podía empezar a remontar, pero el Valencia le dio un duro golpe de realidad. En Mestalla se vio una jornada más a un equipo limitado y perdido, con dos estrellas muy brillantes que no son suficientes para iluminar un camino que está lleno de oscuridad y desafíos. Hoy más que nunca, en la Ciudad Condal se piensa que para jugar a fútbol no basta sólo con dos pedazo de líderes.

En el coliseo blanquinegro, la actuación de los culés se resume con las intervenciones de Marc-André ter Stegen y Leo Messi. Ni Piqué fue Piqué, ni De Jong fue De Jong y hay poco que decir del resto, excepto que Antoine Griezmann no puede perderse tratando de evitar que su trayectoria como barcelonista parezca una auténtica montaña rusa. Al de Macon tan pronto le toca subir como lanzarse cuesta abajo y sin frenos.

Este equipo no es equipo porque no tiene defensa, y el alemán lleva meses salvando sus carencias. A orillas del Turia dio un auténtico recital y se quedó corto, pero lo extraño es que parando un penalti y actuando en cuatro o cinco ocasiones claras, no pudiera mantener la portería a cero. Es uno de los mejores del mundo, sino el mejor, en su puesto, pero no es superman. El sábado le atacaban los pupilos de Albert Celades y otras veces el Granada, el Levante o el Atlético, pero el factor común es que siempre vive en una lluvia de disparos de la que nadie acierta a salvarle.

La historia no cambia demasiado en ataque, y es que este equipo no es equipo porque sólo uno manda en la ofensiva, si acaso a veces dos, pero ahora ya no porque Luis Suárez está lesionado. Los 17 goles y nueve asistencias del capitán se ven limitados porque no hay un nueve abriendo espacios, y porque cuando mira a los lados ve a Ousmane Dembélé en la enfermería, a Carles Pérez buscando equipo, a Antoine intentado encontrar su sitio y a Ansu Fati descifrando una banda derecha que no entiende. Ni desde atrás le llega nada, ni delante se mueve nadie.

En medio, el centro del campo se ahoga en tierra de nadie, incapaz de tapar agujeros o de crearlos. El Barça, conjunto reconocible donde los haya, no se aclara con el balón y es extremadamente frágil sin él. Frenkie o Arthur prometen, a Ivan Rakitic y Arturo Vidal parece quedarles gasolina, pero se pruebe a quien se pruebe, ni el orden ni el toque, toque y toque acaban de funcionar. El dominio sigue estando, pero el peligro y la consistencia hace tiempo que se fueron.

El Barça debe ayudar a Messi y Ter Stegen

Messi y Ter Stegen, dos auténticas superestrellas, necesitan ayuda, necesitan que el Barça de nuevo sea un equipo. Y eso tiene varios responsables, empezando por sus propios compañeros. Los cracks, jóvenes y veteranos, deben dar un paso adelante, y confirmar porqué se les llamó para jugar en el Camp Nou. Este templo no es lugar para cualquiera, y en casa cuesta demasiado ganar y lejos ya es toda una quimera. Actitud, compromiso, y coraje se echan en falta en mas ocasiones, porque no sólo con calidad se resuelven los rompecabezas.

El problema es cosa de los jugadores, pero también se necesitan explicaciones por una dudosa planificación. Cada vez es mayor la sensación de que Bartomeu y compañía van corriendo a tapar las goteras, sin darse cuenta de que el techo del club está cada vez más cerca de desplomarse. Toca sentarse unos minutos y reflexionar, para pensar si lo mejor es tratar de salvarlo o dejar paso a otros que lo puedan renovar. El equipo es un todo y no sólo dos retoques, no es volverse completamente locos cuando estalla una sorpresa como la de Neymar.

Y por último, quizá Ernesto Valverde no era tan culpable, y quizá Quique Setién necesite algo más de tiempo para reaccionar. La cuestión es que a estas alturas, la lucha por los títulos no espera, y todos deben remar en el mismo sentido para mejorar. Las dos estrellas más brillantes merecen apoyo, porque a día de hoy, esto no es un equipo. El Barça necesita un equipo, y no sólo a Messi y Ter Stegen.

Próximo partido del FC Barcelona

La Liga | Jornada 28
RCD Mallorca
FC Barcelona

RCD Mallorca - FC Barcelona

Sábado, 13 de junio de 2020 22:00h
Estadio de Son Moix
Calendario FC Barcelona
Hoy destacamos

Lo más leído